¿Cómo ayudar a quien piensa en el suicidio?

26 de abril de 2018 08:15 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Cuando alguien conocido dice que está pensando en suicidarse o hace comentarios que suenan a que lo está considerando, la situación no solo es extraña, también es muy preocupante. Cuando esto sucede, no sabemos cómo actuar, ni si los consejos que daremos darán resultado, pero es valioso intentarlo. Hoy, el suicidio ocupa un lugar entre las primeras 10 causas de muerte en las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud, OMS.

Cada día se suicidan alrededor de 1.110 personas y lo intentan cientos de miles, sin distinción de geografía, cultura, etnia, religión, o posición socioeconómica. Según la OMS, el espectro completo del comportamiento suicida está conformado por la ideación de autodestrucción en sus diferentes etapas: las amenazas, el gesto, el intento y el hecho consumado.

Recuerda que hablar del tema con el afectado no incrementa sus ganas de suicidarse, por lo cual Mayo Clinic recomienda:

Hazle preguntas
Preguntar sobre los pensamientos suicidas le da la oportunidad de hablar acerca de sus sentimientos y eso puede reducir el riesgo que esos pensamientos suicidas se hagan realidad. Muéstrate sensible, pero haz preguntas directas:

• ¿Piensas con frecuencia en la muerte?
• ¿Alguna vez has pensado en hacerte daño?
• ¿Has pensado en cómo o cuándo lo harías?
• ¿Cuál crees que sea la mejor solución para lo que te está sucediendo?
Entre más preguntas responda esta persona, más elevada es la probabilidad. 

Las señales 
No siempre es fácil reconocer si un ser querido o un amigo están considerando suicidarse, pero algunas señales comunes son:
Lanzar oraciones como: “voy a suicidarme”, “me gustaría estar muerto” o “desearía no haber nacido”.

Alejarse de su círculo social y desear estar solo la mayoría del tiempo.

Tener cambios de humor, como sentir euforia un día y estar profundamente desanimado al siguiente.

Preocuparse por la muerte, por morir o por la violencia.

Sentirse atrapado o sin esperanza ante una situación.

Consumir altas dosis de alcohol o drogas.

Cambiar la rutina normal, incluido el patrón de comida y de sueño.

Actuar de forma arriesgada: conducir de manera irresponsable, caminar por el borde de un puente, etc.

Regalar sus pertenencias o poner en orden sus asuntos, sin ninguna explicación.

Despedirse de la gente como si no fueran a verse otra vez.

Mostrar cambios en la personalidad o presentar mucha ansiedad o agitación, especialmente si va acompañado de las señales anteriores.

Algunos medicamentos podrían servir para una sobredosis, proponle que alguien los guarde y se los dé. Si puedes, haz que la persona no alcance nada que sirva para hacerse daño.
 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Salud

DE INTERÉS