Salud


Cómo elegir su método de anticoncepción

Los métodos anticonceptivos reversibles se pueden agrupar en dos grandes segmentos, los de corta duración, y los de larga duración.

REDACCIÓN SALUD

16 de septiembre de 2020 05:00 PM

“Los embarazos no planificados afectan a mujeres y hombres de todas las edades, sin importar el nivel socioeconómico. De acuerdo con datos de la OMS, más del 33 % de las mujeres latinoamericanas en edad fértil no utilizan ningún método anticonceptivo, una cifra importante si se tienen en cuenta la gran variedad de opciones que se encuentran actualmente en el mercado”, explicó la doctora Caroll Delgado, Asesora Médica de Bayer, Área Salud Femenina.

¿Cómo escoger un método anticonceptivo adecuado?

Si bien esta es una decisión que debe tomarse en compañía de su médico de confianza, algunas plataformas, como #YoPlaneoMiFuturo, cuentan con información detallada sobre los diferentes métodos de planificación que existen actualmente. El portal, incorporará en las próximas semanas un test gratuito para que las mujeres conozcan los métodos que pueden ajustarse mejor a sus necesidades, teniendo en cuenta factores como:

- Porcentaje de efectividad en la prevención de un embarazo no planeado.

- Si requiere periodicidad y forma de uso y autoadministración en su aplicación.

- Dosis hormonal.

- Efectos en el peso corporal.

- Componentes (estrógeno – progestágeno – no hormonal).

Tipos de métodos anticonceptivos

Los métodos anticonceptivos reversibles se pueden agrupar en dos grandes segmentos, los de corta duración, que corresponden a aquellos que deben administrarse de manera regular para garantizar su efectividad, y los de larga duración, que son opciones que proporciona un profesional de la salud y que no requieren suministrarse periódicamente, garantizando una mayor eficacia.

Entre los métodos de corta duración más destacados se encuentran:

Píldora: es una pequeña tableta que contiene hormonas que son liberadas en todo el cuerpo y que debe ser ingerida por las mujeres todos los días a la misma hora. Su tasa de efectividad en uso típico del 91 % durante el primer año de uso.

Inyección: se debe colocar mensual o cada tres meses, según sea el caso, sin falta, para prevenir los embarazos no planeados. Tiene una efectividad hasta del 94% en uso típico.

Anillo vaginal: es un anillo blando y flexible que se introduce en la vagina para liberar hormonas que previenen la ovulación. Debe utilizarse por tres semanas y, luego de retirarlo, esperar siete días para volver a colocar uno nuevo. En uso típico tiene hasta un 91 % de efectividad en la prevención de embarazos no planeados.

Parche: debe ubicarse en partes específicas del cuerpo para que libere hormonas que se absorben a través de la piel. Es necesario reemplazarlo cada siete días y dejarlo de usarlo en la cuarta semana, para iniciar nuevamente el proceso.