Cómo tratar los espolones en los pies

12 de diciembre de 2013 12:02 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Es muy común que a lo largo del día, luego de extensas jornadas laborales, el cansancio se enfoque en una parte en específico de nuestro cuerpo: los pies.

Los pies resisten nuestro peso y nos permiten movilizarnos, por ende de vez en cuando debemos prestarle especial atención y realizar todos los rituales necesarios para garantizar su bienestar y de paso el de nosotros mismos.

Uno de los problemas más comunes que se originan en los pies son los llamados “espolones” o “clavos” como normalmente se les conoce, los cuales se producen cuando hay alguna anormalidad en los huesos o nos excedemos en el uso de nuestros pies, es decir cuando es constante estar caminando sin dencanso, o en su defecto permanecer en pie, mientras todo el peso corporal es soportado por estas extremidades.

Los espolones suelen ubicarse en la planta del talón, produciendo un vivo o un leve dolor.

La solución más recomendable, según el ortopeda y traumatólogo Dr. Antonio Haydar Sedán es “No operarse, dado que existen calzados especiales que eliminan totalmente estas dolencias y logran desaparecer el espolón.”

“NO AGUANTABA MIS PIES”
Patricia Romero, es una mujer de 32 años que como muchas mujeres de su edad, ha convivido con el problema de espolones en sus pies desde hace varios meses. Su trabajo en el hogar, le exige mantenerse en pie la mayor parte del tiempo asi que los dolores producidos por esta lesión se hacían cada vez peores.
“Caminar era lo más doloroso del mundo, en las noches trataba de sostener mis pies y apretarlos hasta localizar la ubicación del espolón, pero luego de un tiempo era tanto el dolor que tan solo tocar el área afectaba me hacía gritar”.

Patricia al igual que muchos pacientes que sufren por esto, estaba dispuesta a realizarse una operación para acabar de una vez por todas con la tortura de no poder caminar descalza. Sin embargo, por esas coincidencias extrañas que llegan a modo de sugerencias cuando nadie las pide, oyó la conversación de dos mujeres que se quejaban del mismo mal. Una de las mujeres le recomendaba que no se operara hasta tanto no probara una fórmula que le había servido a ella.
Patricia comenta entre risas que la receta fue milagrosa, y que está feliz de no haber tenido que pasar por la sala de operación.

 A Patricia le dijeron que sumergiera sus pies en un litro de agua caliente, mezclado con dos cucharadas de sal por unos 20 minutos. Este procedimiento lo repitió hasta que según ella, observó los resultados esperados.
Para los médicos ortopedas, las recetas caseras no revisten importancia al momento de eliminar un espolón calcáneo, y más bien sugieren la visita a un profesional en el área, quien determine el tratamiento a seguir del paciente, dependiendo la situación en la que se encuentren sus pies.

Patricia comenta que además de agua y sal, le habían recomendado “ amarrarse un trapo empapado de pasta de ajo en el talón” y dejarlo varios días hasta eliminar el espolón, sin embargo no se atrevió a someterse a este tratamiento casero. 

Existen cientos de recetas caseras para cientos de males, sin embargo sigue siendo prudente la visita al médico y la consulta a un verdadero especialista.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Salud

DE INTERÉS