Salud


Consejos en época de manos resecas

No ignores la protección temprana de la piel. Incluso si tus manos no se sienten secas o agrietadas, asegúrate de humedecerlas regularmente.

REDACCIÓN SALUD

02 de agosto de 2020 04:05 PM

Una de las cosas más importantes que puede hacer para protegerse contra COVID-19 es mantener tus manos limpias y libres de gérmenes. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan que te lave las manos a menudo con agua y jabón durante al menos 20 segundos, o uses un desinfectante para manos a base de alcohol que contenga al menos 60% de alcohol.

Mayo Clinic explica que el lavado a menudo de manos puede despojar a estas de sus aceites naturales. Para prevenir la piel seca y agrietada:

- Sé amable con tus manos. Utiliza agua fría o tibia con jabón para lavártelas. El agua caliente no es más útil contra los gérmenes que pueden enfermarlo. También puede aumentar el daño en la piel. Evita los limpiadores antibacterianos. No son tan útiles para prevenir enfermedades infecciosas, estos contienen productos químicos como fragancias que pueden irritar aún más la piel.

- Usa guantes cuando limpies para proteger tu piel. Los desinfectantes para limpiar superficies son efectivos contra los gérmenes, pero algunos de los ingredientes pueden ser perjudiciales para tus manos.

- Hidratar, hidratar. Después de lavarte las manos, enjuágalas suavemente y sécalas. Justo después, aplica mucha crema hidratante. Si tus manos aún se sienten secas después de un minuto más o menos, aplica más. Usa una crema hidratante que sea hipoalergénica y libre de fragancias y colorantes que puedan irritarte. Mantén la crema hidratante a mano: junto a los lavabos del baño y la cocina, en el automóvil o en el espacio de trabajo. Haz que sea fácil repetir este paso.

- Combina humectantes. A veces, una combinación de cremas hidratantes funciona mejor. Las cremas livianas generalmente atraen humedad a la capa externa de la piel. Busca ingredientes como urea, glicerina o ácido hialurónico.

Para sellar la humedad, sigue con un humectante más pesado que evite la pérdida de agua. Las cremas a base de aceite o vaselina funcionan bien. Debido a que los humectantes más pesados ​​pueden sentirse grasientos, algunas personas dejan una capa gruesa en sus manos cubiertas con guantes de algodón durante la noche. No ignores la protección temprana de la piel. Incluso si tus manos no se sienten secas o agrietadas, asegúrate de humedecerlas regularmente. En primer lugar, evitar que se desarrolle irritación de la piel es más efectivo que tratar de ponerse al día más tarde cuando la piel ya está rota y agrietada.