Salud


Coronavirus y la tercera edad: que no cunda el pánico

Todos los días escuchamos que los más vulnerables al COVID-19 son los adultos mayores, eso puede significar una carga de estrés enorme que puede derivar en ansiedad, ¿cómo ayudarles?

LAURA ANAYA GARRIDO

14 de abril de 2020 08:00 AM

El señor Luis José Balaguera ha buscado sus formas para mantener al coronavirus a raya. Él, que tiene 83 años, es hipertenso y este año padeció un infarto cardiaco, ha encontrado una esquina de la sala donde puede sentarse estratégicamente: él puede ver hacia afuera a todo el que pasa por la terraza, pero los de afuera no alcanzan a verlo, no lo saludan y, por lo tanto y según él, se reduce el riesgo de contraer el virus que puede tener efectos devastadores en adultos mayores con enfermedades de base. Desde el primer toque de queda en Cartagena, Luis José evita a toda costa salir de su casa, en Olaya, no ha querido que lo motiven y ya no le hacen gracia esos vecinos que suelen gritar: “Viejo, te está buscando el coronavirus” o “Tú no aguantas un coronavirus”. Vive lavándose las manos, tiene su propio jabón y tampoco congenia mucho con los “viejos” del barrio que todavía salen a chacharear en las terrazas. (Lea aquí: Liliana Ricardo después del coronavirus: más agradecida que siempre)

La señora Edith Marrugo, de 84, es hipertensa y, a veces, siente como si le costara respirar, pero en general procura mantener la calma en medio de la crisis. Le hace falta ir al cementerio los domingos para visitar a sus muertos y abrazar a sus nietos, pero ha acatado todas las medidas gubernamentales para contener la pandemia, vive lavándose las manos y preparó una mezcla con alcohol para “desinfectar” a las personas que viven con ella en el Centro y que muchas veces están obligadas a salir de casa. ¿Qué hace para calmar el susto? Orar y por las noches ver televisión. (También le puede interesar: [Fotos] Cartagena, antes y durante el coronavirus)

¿Y si al abuelo le da gripa?

Carlos A. Cano, jefe de Geriatría del Hospital Universitario San Ignacio, explica en la página del Ministerio de Salud los aspectos clave para tener en cuenta respecto al coronavirus y a los adultos mayores:

1. “El coronavirus afecta a toda la población, a niños, a adultos y ancianos, pero el grupo más vulnerable, indudablemente, es la población adulta mayor y dentro de ella especialmente los que tienen enfermedades crónicas y de mayor riesgo.

2. “¿Cuál es la medida más importante de protección?, el aislamiento y no contacto con otras personas. Esas personas que tienen 60 y más años y quizás los de mayor, mayor vulnerabilidad, los de 80 y más años que son parte de nuestras familias, debemos tener la responsabilidad de que ellos se mantengan en sus casas, especialmente en el inicio de este pico, en este momento, para que podamos convertirlo en una situación mucho más manejable y el sistema de salud y podamos atenderlas”.

3. “Aquellas personas que empiezan a tener una situación particular de enfermedad, es decir, una gripe que hemos llamado tradicionalmente, pues hay que tener calma, hay que mirar si esta persona tiene los signos de alarma: fiebre mayor de 38 grados centígrados persistentes. Quizás uno, dos, tres días, y dificultad respiratoria.

4. “¿Qué hacer en estos casos? Recomendamos llamar a su sistema de salud, porque lo importante es tener la capacidad para evaluación domiciliaria. Si el sistema de salud por algún motivo no pude hacerlo, en esos casos y exclusivamente en esos casos, podrían ir a los servicios de urgencia. No todas las personas que tienen gripa y sean adultos mayores o con enfermedades crónicas pueden necesariamente tener las complicaciones”.

5. “En nuestra población, que son familias nucleares extensas, los padres y los abuelos tienen un papel protagónico en la crianza de los hijos y de los nietos. Es tradicional que los abuelos cuiden a los nietos, en este caso no es recomendable, ¿por qué?, porque si bien es cierto que la población infantil tiene menos riesgo de mortalidad, también son una población que puede transmitir igual y fácilmente la enfermedad”.

La salud mental también importa

Según el Ministerio de Salud, cuidar a los adultos mayores es importante no solo porque son el grupo más vulnerable, sino porque “son propensos nacerán cuadros depresivos importantes”, así que la familia, los cuidadores y el personal asistencial deben tratarlos digna, comprensiva y cariñosamente. Mi salud recomienda:

Mantener una conexión cercana, a través del teléfono, videollamadas, correo electrónico o redes sociales.

Escuchar sus preocupaciones. Explicarles con información precisa cuál es la situación, pero sin asustarlos.

Propiciar el ejercicio físico adecuado a sus características y a su edad, estudios, terapias, tomar el sol desde las ventanas o balcones.

Mantener las rutinas de aseo, sueño y alimentación.

Mantener las ventanas abiertas.

Ayudarle a que participe, aunque sea virtualmente, de espacios virtuales, según sus creencias.

Facilitar ejercicios de agudeza mental: leer, sudokus, dominó, ajedrez, sopas de letras, etc.

Promover su diálogo y participación en decisiones del hogar.

Redescubrir libros, empezar a escribir memorias.

Recordar historias, perdonar y consolar.

Hacer tareas de jardinería.

  NOTICIAS RECOMENDADAS