Salud


Cuidado de la piel, un paso esencial después de las vacaciones

El cambio de rutina tras las vacaciones y la exposición prolongada al sol puede afectar de forma negativa la piel. Conozca qué debe hacer para cuidar su piel.

COLPRENSA

26 de enero de 2020 04:11 PM

El regreso a las actividades de estudio y trabajo pueden incidir en un cambio brusco en las rutinas de la temporada de vacaciones. Factores como la alimentación, la exposición al sol por largos periodos de tiempo y a otros elementos como el viento, la arena y la sal de mar pueden generar manchas y arrugas más pronunciadas en la piel.

Si estas no se previenen o se cuidan, los problemas de la piel pueden agravarse, desencadenando en patologías como el cáncer de piel. Según la OMS, se estima que cada año se producen en el mundo 132.000 casos de melanoma maligno y mueren aproximadamente 66.000 personas por su causa.

Felipe Buendía, médico especialista en medicina antienvejecimiento, recalca que se deben reforzar hábitos de limpieza profunda, protección y humectación según las necesidades que plantee cada etapa de la vida. De esta forma se garantizará una buena calidad de piel sin importar la edad.

“Una rutina básica en casa enfocada en limpiar, reparar, mantener y proteger es fundamental para tener una piel sana. Además de esto, se recomienda visitar a un dermatólogo justo después de regresar de vacaciones, pues el especialista puede ayudar a identificar los daños y cambios que sufrió la piel y, a partir de allí, aconsejar el tratamiento idóneo para cada caso” recalcó.

La limpieza diaria en las mañanas y en las noches con productos adecuados que conserven el equilibrio de la piel, proporcionar el nivel óptimo de agua con el fin de equilibrar la hidratación y elasticidad de la piel, el uso de mascarillas, sueros o tratamientos para los aspectos que la piel requiera y el uso de bloqueador solar para proteger la piel de los rayos UV son algunos de los aspectos a tener en cuenta para cuidar la piel.

“Nunca se debe olvidar la protección solar. Pueda que se realicen todos los pasos mencionados, pero si no se protege la piel se volverá al punto de inicio y no habrá servido el esfuerzo. Este paso es indispensable para mitigar los daños externos. Se recomienda elegir el bloqueador de acuerdo con el tipo de piel, es importante optar por un FPS (factor de protección solar) mínimo 15 para el cuerpo y 30 para el rostro”, recalcó el experto.