Del mal de ojo y otras preguntas sobre bebés...

29 de mayo de 2018 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

NATALIA OSPINA VÉLEZ

El Colombiano- El Universal

La manillita roja para el mal de ojo, el hilito mojado en la frente para combatir el hipo, la faja en el ombligo para prevenir las hernias... Nos gusta ponerle más ‘magia’ a la maternidad de la que ya tiene. Esta importante etapa está rodeada de mitos y creencias que, por nuestra cultura, son tan populares y que incluso pueden afectar la salud del recién nacido. Veamos algunos de los mitos y las preguntas más comunes, aclarados por el pediatra Humberto Ramírez Gómez.

¿A la calle antes de los cuatro meses?
“Se pueden sacar de la casa con la precaución de abrigarlos y protegerlos de las corrientes de aire frío si es de noche o durante un día lluvioso, porque son muy susceptibles a las bajas temperaturas; o si por el contrario, es un día caluroso, utilizar ropa fresca y evitar que los rayos solares lleguen directamente a su piel”.

¿Se les puede tocar o no la cabeza?
“Sí, con delicadeza, suavidad y ternura. Todavía tiene abierta la fontanela anterior, es decir, la parte del cráneo que todavía no tiene formación ósea. Vale la pena anotar que estos niños pequeños no respiran por la fontanela, simplemente esta se puede movilizar con los cambios de presión que se producen internamente en el cuerpo al respirar”.

¿Se les deben envolver las piernas para que no sean ‘cascorvos’ (piernas curvas)?
“Esta fue una costumbre que afortunadamente viene desapareciendo. Los niños recién nacidos y lactantes menores deben tener libertad de movimiento de sus extremidades inferiores y ojalá usar pañales o entrepiernas gruesos que faciliten mantener ‘abiertas’ las articulaciones de las caderas como medida protectora de posible subluxación de cadera. Envolverlos como ‘un tabaquito’ no solo impide el libre movimiento de las extremidades inferiores, sino que puede generar trastornos posteriores”.

¿Hay que ‘rapar’ el bebé antes de que cumpla un año para que su pelo crezca más sano y más fuerte?
“El bebé se puede ‘rapar’ en cualquier época, teniendo el cuidado de protegerlo del frío y de los rayos directos del sol. No se ha demostrado que por ‘raparlo’ el niño pierda fuerza o crezca más fuerte el pelo, lo que sí es que le va a crecer más parejo. La ‘rapada’ será según las características del pelo, los gustos de los cuidadores y la salud del bebé, no importa la época”.

¿Se debe poner una faja en el ombligo del bebé para prevenir hernias?
“Definitivamente no. Porque no previene la hernia umbilical y facilita la humedad del muñón umbilical en el recién nacido, lo que favorece las infecciones. Además, puede incomodar al bebé si está muy apretado y aún dificultar el proceso de llenado y vaciamiento gástrico”.

¿Se debe despertar al bebé para que coma?
“En general no. El hambre es el principal estímulo para el despertar en el lactante menor. Solo se justifica despertar para comer a niños muy pequeños, generalmente durante las primeras semanas de vida extrauterina, si llevan más de cuatro horas dormidos”.

¿Se debe dejar llorar al bebé?
“El llanto es la primera comunicación del niño con los demás, por lo tanto cuando llora está manifestando algo a sus cuidadores: hambre, incomodidad, calor o frío, deseo de ser cargado o llora por cualquier otro motivo. No atenderlo no solo se deja de resolver su incomodidad, sino que no se fortalece la confianza básica en los adultos, tan importante durante los primeros años. Un niño pequeño que llora debe ser atendido inmediatamente. Es inhumano dejarlos llorar por largas horas para ‘que desarrolle los pulmones’. Un niño muy pequeño que llora porque necesita ser atendido, no se va a ‘resabiar’ porque lo atiendan o lo carguen si así lo solicita”.

¿A los bebés no se les deben cortar las uñas durante los primeros seis meses porque les duele?
“No. Las uñas de los bebés crecen muy rápido y es muy común que se rasguñen al rozar su cara. Según los pediatras, deben cortárselas cada semana con unas tijeras de punta redonda o con un cortaúñas especial para bebé. Lo ideal es que lo hagan cuando están dormidos para prevenir accidentes, como cortarles de más la uña causándoles una herida”.

¿Los recién nacidos no necesitan tomar agua?
“Sí. De acuerdo con los especialistas, los bebés reciben a través de la leche los líquidos que su cuerpo necesita, por lo tanto no es necesario que le des un tetero con agua”.

Mal de ojo
El mal de ojo “parece que fuera de otra época, pero no, y ahora, por ejemplo, se ven por la calle muchos carricoches con lazos o campanas hechas de lana o de tela de color rojo, en la creencia de que ahuyenta el mal de ojo”, asegura el pediatra y neonatólogo José María Lloreda.  “Y estamos en el siglo XXI, y muchas veces estás en la consulta y ves que la madre está con la estampita, la campana roja y el collar de ámbar, que dicen que este último es para los dientes, pero también en su origen se usaba contra el mal de ojo”.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Salud

DE INTERÉS