Depresión y ansiedad en universitarios

18 de junio de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

No hay nada peor que llegar día tras día a un trabajo que odiamos. Y esa sensación de querer estar haciendo otra cosa la padece por lo menos el 23% de los profesionales colombianos, que quieren cambiar de empleo, según señala la última Encuesta Integrada de Hogares del DANE.

Para los expertos, este problema tiene su origen desde la universidad, donde hay altos niveles de ansiedad y depresión, enfermedades que se relacionan con variables como escoger mal la carrera profesional.

Según un estudio hecho hace unos años por la Universidad del Magdalena, cuyo objeto de estudio fue una universidad pública de la Costa Caribe colombiana, el 52% de los estudiantes sufría de algún grado de depresión: 8% depresión grave, 19% depresión moderada y 25% depresión leve. El mayor porcentaje estuvo Medicina (5,7%), seguido de Odontología (1,5%), Enfermería (0,5%) y Psicología (0%). Las mujeres tuvieron mayor presencia de la enfermedad (30,4%) que los hombres (21,4%).

Este es un fenómeno estudiado no solo en Colombia sino en todo el mundo, y las causas son bastante diversas. Algunas investigaciones apuntan que se puede deber a la transición de la adolescencia a la adultez, mayor exigencia académica que en secundaria, variaciones en el estilo de vida, distanciamiento de la familia, condiciones de vida que pueden no ser adecuadas (vivienda, alimentación y sedentarismo) o mayores preocupaciones financieras que en el colegio.

Hace poco, desde la Universidad del Sinú también se hizo una investigación a través del software Xplorate en más de 9 mil estudiantes universitarios. Se concluyó que “55,7% de los estudiantes de la universidad presentaron síntomas de ansiedad, el 32,2% síntomas de depresión y 28,9% comorbilidad de ansiedad y depresión. El 51,8% de los que presentaron síntomas de ansiedad tenían depresión, mientras que el 89,9% de los que tenían depresión tenían ansiedad”.

De esta iniciativa estuvo a cargo Andrea Ortega Bechara, quien afirma que “es importante interesarse en esta problemática a nivel global, dado que depresión es la primera causa de discapacidad en el mundo”.

Buscando un por qué

La coach Eliana Cuadro, experta en acompañamiento a jóvenes, afirma sentirse preocupada por el creciente porcentaje de jóvenes con trastornos mentales, y cree que una de las causas es no estudiar la profesión que los apasiona, proceso en el que deben participar los padres.

“Los chicos hoy están decidiendo mal y en parte es por esa presión de los padres para que estudien lo que ellos quieren, viendo cuál es la carrera en la que sus hijos ganarían más dinero. Los jóvenes no están decidiendo con base a lo que ellos son. Se equivocan y eso los lleva a la depresión y ansiedad”.

Cuadro señala que es una situación en la que los papás, al conocer las capacidades del hijo, pueden y deberían apoyarlo en mostrarle las opciones para que él mismo elija.

“Les explico a los padres que los chicos tienen que cumplir objetivos: el autodominio, el conocerse (aprender a ver quiénes no son o quiénes son) y el conocer cuál es su pasión. La carrera tiene que tomarse desde el corazón, desde la pasión, pues esa es la energía o ese combustible con el que todos los días se levantan y siguen adelante pese a los desafíos de la vida”, dile Eliana.

Pero: ¿Qué hacer si el joven se equivoca de carrera? Tras el sacrificio monetario, es mejor anticiparse y no esperar a gastar mucho dinero en varios semestres cuando su hijo tarde o temprano, va a desistir.

“Hay que parar, no seguir con la carrera, porque entonces se van a convertir en profesionales frustrados. Son personas que llegan a su casa amargadas o que siempre trabajan enojadas, que quieren salir corriendo del trabajo un viernes. En cambio, cuando haces lo que te apasiona, te enfocas y trabajas mejor”, finaliza Eliana.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Salud

DE INTERÉS