Detectar a tiempo es clave para curar el cáncer infantil

15 de febrero de 2019 02:45 PM
Detectar a tiempo es clave para curar el cáncer infantil
//Ilustración.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El cáncer infantil tiene un buen pronóstico si se detecta en una fase temprana, pues en esta etapa la cantidad de células malignas es muy baja y se aumentan las posibilidades de curación de los niños. Además, con una prestación de servicios prioritaria y autorizaciones que permiten una atención rápida y efectiva de los niños con presunción o ya diagnosticados, se pueden reducir las cifras de mortalidad de esta enfermedad que se está convirtiendo en un problema por su incremento en el último tiempo.

Según la Asociación Española contra el Cáncer solo el 5% de todos los cánceres se transmiten de padres a hijos, por lo que es necesario tener los cuidados suficientes y estar atentos de forma especial a la salud de las personas en temprana edad.

¿Qué es el cáncer infantil?

Conjunto de enfermedades, caracterizadas por el crecimiento anormal y no controlado de células indiferenciadas, inmaduras, propias del proceso de formación de un nuevo individuo, es por esto que se denomina biológicamente cáncer del desarrollo.

Enfrente la enfermedad

No tener miedo a la enfermedad, es el primer paso para enfrentarla, pues su sola aparición puede ser catastrófica y cambiar la historia de una familia. El cáncer está asociado con pérdida, muerte, sin embargo, cuando los diagnósticos son tempranos y se hacen los tratamientos de manera indicada, los pronósticos pueden cambiar.

Incidencia

En el mundo cada dos minutos se diagnostica un niño con cáncer y el 80% de ellos vive en países en vía de desarrollo, ocupando la segunda causa de muerte en mayores de 1 año a 14 años.

No se deje engañar

Los síntomas pueden ser los mismos que los de una enfermedad viral. Esté atento si el menor pierde el interés en las cosas habituales o inexplicablemente comienza a decaer su rendimiento escolar.

Detección oportuna

La detección oportuna de signos y síntomas es un factor básico para mejorar el pronóstico y desenlace del cáncer.

SIGNOS Y SÍNTOMAS

Familiares, maestros, médicos y pediatras del menor en desarrollo deben estar atentos a la presencia de alguno de estos signos y síntomas:

Fiebre sin causa o por más de una semana.

Pérdida de peso

Disminución del apetito.

Sudoración abundante sin causa alguna

Palidez

Picazón en el cuerpo sin lesiones en la piel.

Fatiga

Sangrados o moretones sin causa aparente, persistentes o de fácil aparición.

Masas en cualquier parte del cuerpo.

Aumento del volumen del abdomen.

Dolor en los huesos y articulaciones

Fracturas espontáneas y sin causa aparente mientras el niño realiza sus actividades normales.

Mancha blanca o amarillenta en el ojo, estrabismo, visión doble, ceguera o pérdida de la visión.

Agrandamiento del globo ocular.

Signos y síntomas neurológicos como: cambios de conducta, pérdida del equilibrio, alteración en la marcha, agrandamiento de la cabeza, vómitos de predominio matutino y a distancia.

Dolor de cabeza asociado a náuseas y/o que interrumpe el sueño

Debilidad en las extremidades o pérdida del equilibrio al caminar.

Crecimiento de ganglios

Infecciones sin mejoría

Aumento del volumen de los testículos o dolor testicular

Los padres deben saber:

Si tu hijo presenta alguno de los signos y síntomas consulta al médico especialista.

Las personas menores de 18 años con sospecha o diagnóstico de cáncer tienen derecho a:

-Acceso inmediato a los servicios de salud, ante la presencia de algún síntoma relacionado con

cáncer.

-Acceso a exámenes de apoyo diagnóstico.

-Atención especializada en redes de servicios oncológicos.

-Autorización integral para el tratamiento.

-A no pagar copagos, cuotas moderadoras, ni cuotas de recuperación.

-Manifestar sus peticiones, quejas y reclamos ante las autoridades de salud

Recomendaciones para los padres

Recomendaciones para llevar un estilo de vida sano y evitar el riesgo de padecer cáncer desde que somos niños:

Adoptar un estilo de vida sano para mantener y disfrutar de una buena salud.

Evitar ambientes cargados de humo y contaminación.

Comer frutas y verduras todos los días.

Evitar el consumo de alimentos fritos o asados a la parrilla.

Limita el consumo de alimentos preparados con humo, como los ahumados o los salazones, y los conservados en vinagre.

Ingerir suplementos de vitaminas no reduce el riesgo de padecer un cáncer

Combate la obesidad.

Sustituye la proteína animal por la vegetal

Evita el consumo masivo de edulcorantes, bebidas light y comidas rápidas sin ningún tipo de control.

Textos suministrados por Coosalud con la colaboración de El Universal

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Salud

DE INTERÉS