Salud


Dos años se ha tardado la Nueva Eps en autorizar terapia con yodo radioactivo

JESSICA PONCE AGUIRRE

06 de mayo de 2014 12:02 AM

“Nos han tenido de un lado para otro, nos han puesto a viajar por Colombia, el trato de la Nueva Eps para con mi madre es una desfachatez, no sé qué más pretenden”, sostiene Ana Margarita Bravo, hija de Cecilia Caballero Cervantes, diagnosticada con cáncer de tiroides.

Hace dos años, cuando Cecilia supo de su enfermedad, se sometió a una cirugía en la que parte del tumor cancerígeno fue retirado pero le quedó un remanente que, por estar pegado a su traquea, era peligroso extraer.

Teniendo en cuenta lo anterior, el procedimiento a seguir con las mujer, de 62 años, es la radiación con yodo radioactivo, el cual espera a que sea autorizado por la Nueva Eps hace más de 20 meses.

Ana Margarita califica como “macondiano” todo lo que ha pasado y sigue sucediendo con su madre, con quien viajó ayer a Barranquilla para que fuera atendida y una vez más se tuvo que devolver sin que la mujer recibiera las órdenes para su tratamiento.

“Se supone que hoy (ayer) veníamos a buscar las ordenes para que por fin atendieran a mi mamá y nos reciben con una orden vencida del año 2012. Esto es deprimente. Nuestro caso lo conoce la Personería, la Superintendencia, tenemos un fallo de tutela a favor, un desacato y nada se cumple”, dice decepcionada Ana Margarita, quien por ser hija única de Cecilia tuvo que renunciar a su trabajo  para acompañar a su madre en todo este proceso.

CON LAS MALETAS HECHAS

Hace un par de semanas, después de la insistencia que ha referido tener la familia con la Nueva Eps, a Cecilia se le autorizó un viaje a Cali, para que en dicha ciudad la mujer fuera sometida al tratamiento con yodo, pero ni siquiera logró salir del aeropuerto de Cartagena.

“Cuando ya estábamos en el aeropuerto nos llamaron para avisarnos que por problemas administrativos con el hospital en Cali no podíamos viajar y que mi madre no sería atendida”, cuenta Ana  Margarita, quien además asegura que en varias oportunidades ha hablado con funcionarios de la Nueva Eps que le dan “explicaciones diferentes”, pero que finalmente no han resuelto la atención de su madre.

¿CÓMO HACE LA GENTE?

Hay una pregunta que recurrentemente se hace Ana Margarita, quien es abogada de profesión y se ha apersonado del caso de su madre,  la cual tiene que ver con la inoperancia e ineficacia del sistema de salud colombiano.

“No logro comprender cómo hace la gente que no tiene quién la defienda porque si yo me he movido, ganamos una tutela, se ha denunciando en medios de comunicación,  y no he conseguido que se haga justicia con mi madre, que se deja para las personas que simplemente se quedan esperando a que las atiendan”.

YODO RADIOACTIVO

Generalmente la radioterapia con yodo radioactivo “se puede usar para extirpar (destruir) cualquier tejido tiroideo que no haya sido extirpado mediante cirugía o para tratar algunos tipos de cáncer de tiroides que se hayan propagado a los ganglios linfáticos y a otras partes de su cuerpo”, explica el portal de la Sociedad Americana de Cáncer (American Cancer Society), que es precisamente lo que requiere la señora Cecilia.
 

CÁNCER DE TIROIDES

La Sociedad Americana de Cáncer explica que este tipo de cáncer se origina en la glándula tiroides, que está localizada debajo del cartílago tiroideo (la manzana de Adán). Las hormonas tiroideas controlan la frecuencia cardíaca, la temperatura corporal y la rapidez con la que los alimentos se transforma en energía (metabolismo) y controlan, además, la cantidad de calcio en la sangre.

Hay cuatro tipos principales de cáncer de tiroides: Cáncer de tiroides papilar, el tipo más común de cáncer de tiroides; cáncer de tiroides folicular; cáncer de tiroides medular y cáncer de tiroides anaplásico.

La terapia con yodo radiactivo mejora la tasa de supervivencia de los pacientes con cáncer tiroideo papilar o folicular, que se ha propagado al cuello o a otras partes del cuerpo, y este tratamiento es actualmente una práctica convencional para dichos casos”, American Cancer Society

“NO HAY DISPONIBILIDAD EN CARTAGENA”


El Universal se comunicó con la Nueva Eps, donde nos dijeron conocer el caso de Cecilia, pero no especificaron acerca del por qué la autorización de su tratamiento ha tardado tanto.

Según Marco Rincón, gerente médico de la regional Norte de la Nueva Eps, ayer en la mañana Cecilia fue valorada en Barranquilla por el radioterapeuta de “Nuclear 2000” y  le fueron programadas las sesiones para hacerle la yodoterapia en dos sesiones de tres días, en los que permanecerá hospitalizada.

“La demora del proceso se ha debido a que los radiofármacos que antes eran manejados por el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima),  pasaron a manos del Ministerio de Minas y Energía, por su componente radioactivo, (...) desde entonces ellos evalúan las instituciones que prestan estos servicios (terapia con yodo) para saber si cuentan con las condiciones necesarias”, asegura Rincón.

El gerente regional dijo, además, que para Nuclear 2000 y otras instituciones en Cartagena se solicitaron unos planes de mejora y por eso no había un lugar disponible para hacerle a Cecilia su terapia.

“En Barranquilla solo la Clínica General del Norte está habilitada para hacer terapia con yodo y apenas el radiofármaco esté disponible se atenderá a la señora”.
Por otra parte, Ana Margarita, hija de Cecilia insiste en que en Cartagena sí hay yodo disponible y el tratamiento es realizable ya que conoce a una paciente de otra Eps que lo recibió hace pocas semanas.

“En Cartagena si hay yodo, pero como ellos (Nueva Eps) le deben plata a todas las clínicas, por eso las IPS se niegan a prestarles el servicio. Por eso nos mandaron para Barranquilla”, concluyó Ana Margarita, quien ahora espera que la Nueva Eps no dilate más la atención que debe recibir su madre.