Salud


Duerma y deje dormir: las mejores posiciones para no roncar en la noche

Esta peculiar melodía nocturna, que afecta tanto a quienes la producen como a quienes la escuchan, está profundamente vinculada con la postura.

VANGUARDIA

07 de septiembre de 2023 06:50 PM

Noche tras noche, millones de personas alrededor del mundo se ven envueltas en una sinfonía de ronquidos, sonidos que no solo perturban la tranquilidad del sueño sino que también pueden ser indicativos de problemas de salud subyacentes. Lea: Riesgos de no dormir 8 horas diarias: esta es la importancia del sueño

A lo largo de la historia, las posiciones para dormir han sido analizadas meticulosamente, dando luz a una serie de recomendaciones y técnicas que prometen mitigar, o incluso eliminar, la incidencia de los ronquidos. En el intento de desentrañar la relación entre las posturas de dormir y el ronquido, nos embarcamos en una travesía de exploración y descubrimiento.

La posición de dormir puede influir significativamente en la calidad del sueño.

Los expertos argumentan que adoptar ciertas posturas puede ser una estrategia eficaz para reducir los ronquidos. Lea: 6 plantas que convertirán tu dormitorio en un espacio más agradable

Posiciones a tener en cuenta

Para empezar, dormir boca arriba puede facilitar el colapso de las vías respiratorias, promoviendo el ronquido. Esto se debe a que la lengua y la mandíbula superior pueden desplazarse hacia atrás, obstruyendo parcialmente la vía aérea.

Por el contrario, dormir de lado parece ser una alternativa efectiva para evitar los ronquidos. Esta posición permite mantener las vías respiratorias abiertas, facilitando así una respiración más tranquila y sin obstrucciones.

Además, existen almohadas y dispositivos diseñados para mantener la cabeza y el cuello en una posición óptima, promoviendo un sueño más apacible y libre de ronquidos. Lea: Harvard revela cuál es la mejor temperatura para dormir bien

Otro método que ha ganado popularidad es la elevación de la cabecera de la cama, una técnica que parece favorecer una mejor respiración durante la noche, reduciendo la probabilidad de roncar. Además, existen estudios que respaldan la idea de que dormir en una posición semisentada puede ser beneficioso para aquellos que sufren de problemas respiratorios crónicos, como la apnea del sueño.

Más allá de las posturas, es fundamental abordar otros factores que pueden contribuir a los ronquidos, como el sobrepeso, el consumo de alcohol y el tabaquismo.

En esta búsqueda de la quietud nocturna, recuerde que no existe una fórmula mágica que funcione para todos. Cada individuo es único y lo que puede funcionar para uno podría no ser eficaz para otro.

Por ello, se recomienda experimentar con diferentes posturas y ajustes hasta encontrar aquel que garantice un sueño profundo y reparador.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS