Salud


Dupla de medicamentos activa gen contra el cáncer

EL UNIVERSAL

28 de agosto de 2012 12:01 AM

Un nuevo método potencial para el tratamiento de dos tipos de cáncer metastásico letal (cáncer de mama triple negativo y carcinoma renal de células claras - cáncer de riñón) ha sido descubierto por los investigadores de la Clínica Mayo en Jacksonville, Florida.
En la edición en línea de  Molecular Cancer Therapeutics, informan que dos fármacos, romidepsin y decitabina, trabajan en cooperación para activar un potente gen supresor de tumores que se silencia en estos tipos de cáncer.
Una vez que el gen, la proteína-1 secretada relacionada con rizado FRP1 (sFRP1 – secreted frizzled related protein one), comenzó a trabajar después de que las drogas fueron utilizadas, las células tumorales de laboratorio detuvieron su crecimiento y murieron.
Ambos medicamentos están aprobados por la Food and Drug Administration para el tratamiento de cáncer de sangre y se están probando por separado en numerosos cánceres sólidos en los que sFRP1 está desactivado.
“Este estudio fue el primero en probar el uso de ambos en estos tipos de cáncer metastásico vinculados a sFRP1, y los resultados son muy alentadores” dijo el biólogo molecular, John Copland.
“Ahora tenemos la base para un ensayo clínico destinado a proporcionar una terapia eficaz para los dos tipos de cáncer resistentes a los medicamentos y tal vez para muchos otros tipos de tumor, en el futuro”, añadió.
Según Copland, “Individualmente, cada medicamento no induce ninguna forma de muerte de la célula, pero, juntos, matan a todas las líneas celulares diferentes de cáncer de riñón y cáncer de mama triple negativo que testeamos en laboratorio”, dice el investigador principal Simon Cooper, biólogo molecular de la Clínica Mayo, especializado en cáncer renal.
Se identifica a quién le sirve
Para Edith Pérez, vice-directora del Centro de Cáncer de la Clínica Mayo, la dupla tiene una ventaja prometedora para una futura terapia: si cumple las expectativas, será posible tener un biomarcador que permitirá testear qué pacientes serían los más beneficiados. “En otras palabras, una prueba de biopsia podría identificar pacientes cuyos tumores han perdido la función sFRP1”, dijo. 

  NOTICIAS RECOMENDADAS