Salud


Embarazo y diabetes, una relación peligrosa

La DPG es un tipo de diabetes que se da antes de la gestación y puede ser de tipo 1 o tipo 2; la DG es aquella que se presenta en las mujeres durante el embarazo.

REDACCIÓN SALUD

10 de mayo de 2021 02:30 PM

La DPG es un tipo de diabetes que se da antes de la gestación y puede ser de tipo 1 o tipo 2, mientras que la DG es aquella que se presenta en las mujeres durante el embarazo, caracterizada por una resistencia a la insulina creciente, lo que lleva a una elevación importante en los niveles de glucosa a medida que el embarazo avanza produciendo múltiples complicaciones para la madre y para el hijo. Es por esto que deben protegerse de manera especial para evitar infecciones particularmente respiratorias, por ejemplo, la influenza (gripe) que ha demostrado impactar de manera negativa en la salud de las gestantes en general.

La doctora Pilar Chacón de Asodiabetes explica que durante la gestación también se producen otros cambios en el organismo de las embarazadas que las predisponen a sufrir infecciones respiratorias víricas, teniendo un efecto negativo sobre el control glucémico materno (diabetes pre gestacional o diabetes gestacional), causando mayor riesgo de complicaciones en la gestación. Pero no necesariamente si la madre sufre de algún tipo de diabetes su bebé nace con riesgo de desarrollarla, es importante tomar medidas adecuadas desde la infancia y adolescencia para evitar riesgos en la adultez.

Factores de riesgo en el bebé

1. Dificultades respiratorias.

2. Niveles bajos de glucosa (hipoglucemia).

3. Nacimiento prematuro.

4. Sobrepeso al momento de nacer.

5. Mayor riesgo a padecer diabetes tipo 2 y obesidad en el futuro.

6. Muerte fetal.

Son varios los grupos de riesgo en los cuales la COVID-19 puede afectar gravemente, entre estos se encuentran son las mujeres embarazadas, especialmente si sufren de diabetes pregestacional (DPG) y diabetes gestacional (DG), dado que su estado es delicado, son más vulnerables a adquirir el virus y sus complicaciones serían mayores. La doctora Chacón advierte que si no se controla de manera adecuada la DG el alto nivel de glucosa que se produciría en la sangre puede causar graves problemas tanto para la madre como para el bebé.

Recomendaciones

1. Mantener una alimentación saludable antes, durante y después del embarazo.

2. Realizar ejercicio mínimo 30 minutos en la semana.

3. Intentar tener un peso adecuado antes del embarazo.

4. Consumir más fibra.

5. Tener controles médicos durante la gestación.

6. Conservar un peso adecuado durante el embarazo.

La doctora Pilar Chacón aconseja tener hábitos saludables antes, durante y después del embarazo con el fin de reducir el riesgo de tener DPG y DG, de volver a tenerla en futuros embarazos o desarrollar diabetes tipo 2.