En el 2018, Dadis ha recibido 467 quejas de usuarios por EPS

31 de mayo de 2018 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Un dilema tras otro, una espera después de la otra, rogando para que se cumplan los fallos de tutelas, incidentes de desacato e incluso órdenes de arresto, así permanecen cientos de pacientes de la ciudad al no conseguir la atención que necesitan en sus Entidades Promotoras de Salud (EPS).

El panorama en Cartagena en cuanto a quejas de usuarios por las EPS sorprende, en el 2018 el Departamento Distrital de Salud (Dadis) acumula 467, de las cuales 435 son del régimen subsidiado y las 32 restantes del contributivo. De estas, ya se han resuelto 342, sin embargo aún hay 125 sin responder. Estas últimas están en conocimiento de las respectivas EPS y la entidad espera un informe.

El año pasado hubo 886 quejas por EPS, el régimen subsidiado también fue el que llevó la delantera con 776, mientras que el contributivo tuvo 110.

“De esas 886 quejas, respondimos a 830 y 56 continúan en trámite. De esas instauradas por los usuarios durante la vigencia 2017, se encuentran activas por tratarse de casos de enfermedades crónicas de alto costo, que requieren seguimiento permanente, atención integral y acompañamiento de pacientes”, reportó el Dadis.

Varios de estos casos se agilizan después de que salen en medios de comunicación, sobre todo cuando se trata de pacientes que necesitan autorización de traslados para una mejor atención médica.

Recordemos a la pequeña Antonella Gélvez Herrera, quien con cuatro horas de nacida tuvo una falla respiratoria, la ingresaron a la Unidad de Cuidados Intensivos de una clínica de la ciudad, pero con el paso de los días tuvo episodios más fuertes, convulsiones. No sabían qué tenía.

En el primer mes la remitieron a la Clínica del Norte, en Barranquilla, donde duró cuatro días. Regresó a Cartagena y nuevamente fue ingresada a UCI en la clínica Blas de Lezo por su mal estado de salud. Allí ordenaron, el 25 de abril, un traslado a un centro especializado en Bogotá, pero su EPS Medimás no lo autorizaba. En mayo pusieron una tutela, fallada a su favor, pero no atendieron la decisión. Poco después, los familiares de la bebé presentaron un incidente de desacato, luego un juzgado abrió una investigación contra la EPS.

Medimás respondió que buscaban una IPS con los especialistas, pero no se la admitían. La niña fue trasladada después de que se caso fuera divulgado por medios de comunicación.

También está el caso de Luz Merys Jiménez Ortega, quien permanece en el Hospital Universitario del Caribe esperando desde marzo la autorización de la EPS Comparta para un tratamiento por cáncer.

Tiene una acción de tutela fallada a su favor, un desacato y un radicado ante la Superintendencia Nacional de Salud para su autorización. Además le hace falta una prueba inmunohistoquímica. La EPS dijo que buscan el centro especializado en hemato-oncología en Bogotá, mientras Luz sigue sin el tratamiento adecuado y perdiendo su movilidad.

Top de quejas

Según la Superintendencia Nacional de Salud, en su último informe con fecha de abril 2018, a nivel nacional recibieron 45.690 quejas, peticiones, reclamos y denuncias de usuarios de las EPS.

Los principales motivos son: no poder acceder al servicio de salud que requiere, trámites administrativos como autorizaciones y asignación de citas; oportunidad en la prestación del servicio, no reconocimiento de las prestaciones económicas y no disponibilidad de recurso humano e infraestructura para la atención.

Las EPS con más quejas del régimen contributivo fueron: Cruz Blanca, Servicio Occidental de Salud S.O.S., Coomeva, Medimás, Comfenalco Valle y Salud Total. Del régimen subsidiado: Ecoopsos, Comfacundi, Capital Salud, Cajacopi, Medimás y Savia Salud.
 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Salud

DE INTERÉS