Salud


En medio de la pandemia, cuide su corazón

Existe una relación entre las enfermedades cardiovasculares y los enfermos por COVID-19, por eso aprenda a cómo controlar su corazón.

REDACCIÓN SALUD

27 de junio de 2020 01:53 PM

Cada vez que es más clara la relación que existe entre las enfermedades cardiovasculares y las fatalidades por COVID–19. De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud (INS), este es uno de los factores de riesgo que más incide en la posibilidad de complicaciones del cuadro clínico, y posteriores fatalidades.

Precisamente una de las afectaciones cardiovasculares más comunes en el país es la hipertensión arterial (HTA). Según el Ministerio de Salud y Protección Social, el 63% de las muertes al año se dan por las Enfermedades No Trasmisibles (ENT), como por ejemplo la HTA. Vale la pena mencionar que una de las principales características de las ENT es que se desarrollan fundamentalmente por malos hábitos de vida y son condiciones adquiridas con el tiempo.

Consultamos al área de Promoción y Prevención de Nueva EPS, cuáles son los principales factores de riesgo que posibilitan la aparición de la enfermedad cardiovascular, para que los controle, en caso de presentar alguno:

* Presión arterial: los valores normales del adulto sano en reposo deben estar en 120/80.

* Colesterol elevado: el organismo obtiene colesterol adicional de alimentos de origen animal o que contienen grandes cantidades de grasas saturadas.

* Diabetes: La Asociación Americana del Corazón (AHA), calcula que el 65 % de los pacientes diabéticos mueren de algún tipo de enfermedad cardiovascular. Si usted sabe que sufre de diabetes, debe ser controlado por un médico, porque el buen control de los niveles de glucosa (azúcar) en sangre puede reducir su riesgo cardiovascular.

Obesidad y sobre peso: el exceso de peso puede elevar el colesterol, causando presión arterial alta y diabetes.

* Alcohol: el consumo excesivo de bebidas alcohólicas repercute en los niveles de azúcar y presión arterial, además del alto contenido calórico que representa.

* Inactividad física: las personas inactivas tienen un mayor riesgo de sufrir un ataque al corazón que las personas que hacen ejercicio regular. El ejercicio quema calorías para mantener un peso saludable, ayuda a controlar los niveles de colesterol, la diabetes, y posiblemente disminuya la presión arterial.

* Herencia: el factor hereditario es muy importante porque la probabilidad de sufrir enfermedades del corazón aumenta si algún familiar en primer o segundo grado de consanguinidad la padece.

* Sexo y edad: estadísticamente los hombres son quienes más sufren de enfermedades cardiovasculares, principalmente mayores de 65 años

TEMAS