Enfermedades que le están ganando al sistema de salud

09 de octubre de 2012 03:23 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

En el año 2000 se diagnosticaron 900 casos de sífilis congénita en el país. Once años después, el registro de diagnósticos llegó a 2 mil 122. Para los expertos en salud pública esto es intolerable.
Y es, además, la evidencia de que los esquemas de prevención están fallando. Como resultado, sube el número de pacientes con enfermedades que parecían erradicadas o, por lo menos, controladas. Es el caso de la tuberculosis, la tos ferina, el dengue e incluso, la lepra.
Luz Elena Sánchez, médica investigadora de la Asociación Colombiana de la Salud, afirma que las altas tasas de mortalidad materna en Colombia son preocupantes. “Están por encima de las de países que tienen inversión en salud igual o inferior a la de Colombia. Hablo de Chile y Cuba, por ejemplo”.
La sífilis neonatal, que puede significar una mortalidad de 54% en los recién nacidos, es fácil de diagnosticar y de tratar. “En Colombia no se justifica un solo caso de esta enfermedad pues en el protocolo de atención prenatal la mujer debe ser sometida a una serie de exámenes, entre ellos, el de sífilis. Lo que pasa es que a las mujeres no les están haciendo ese examen a pesar de que es de muy bajo costo y el tratamiento está inventado hace décadas”.
El 95% de las gestantes colombianas cuentan con atención prenatal. Para esta experta, el problema no es de acceso, sino de intervención. “Está en la forma cómo las están atendiendo y en la calidad del servicio. No están capacitándolas para que lleguen a tiempo al servicio. Muchas veces no tienen los medios necesarios para acceder a él. En Urabá, por ejemplo, hay áreas en las que la mortalidad materna es muy alta porque los servicios de salud están concentrados en el negocio en ver si ganan o si compiten”.
Tuberculosis, la imbatible
La decana de salud pública de la Universidad de Antioquia, María Patricia Arbeláez ha investigado a fondo el aumento en los casos de tuberculosis que se presentan en el país. (Consulte más sobre Tuberculosis según la OMS)
Para esta experta, lo más preocupante es que mientras más se busque esta enfermedad más casos aparecen. “El esfuerzo de búsqueda de los servicios de salud a través de la baciloscopia es fundamental. Los casos aumentan porque la búsqueda se hace con más rigor”, dice. (Lea también Nuevo paso hacia la vacuna contra la tuberculosis)
Agrega que se están observando tendencias muy altas en la población infantil. “Esto quiere decir que hay adultos jóvenes transmitiendo la enfermedad a través del entorno familiar, que es donde el niño tiene el principal contacto”.
Campañas poco efectivas
Luis Jorge Hernández, investigador en salud pública de la Universidad de Los Andes, define la tuberculosis como una enfermedad emergente.
“Los casos bajaron durante un tiempo y luego se incrementaron. Esto afecta gran parte de la población en situación de hacinamiento. Lo mismo ocurre con la lepra, que se produce por una bacteria que, por lo general, se activa bajo condiciones de miseria. Estas enfermedades son muy transmisibles y están directamente relacionadas con condiciones de vida muy precarias”. (Lea también Aumentan casos de tuberculosis)
Hernández advierte de la severidad que adquieren otras patologías. “Están circulando cepas de virus que son mucho más agresivos, que están afectando sobre todo a menores de cinco años y mayores de 60. Se presenta bronquitis, neumonía y dengue... eso es muy grave”.
Este investigador afirma que en Colombia existe “la polarización epidemiológica”, es decir, aumento en la presencia de enfermedades que en otros países se han superado. “Me refiero a las del grupo uno, infantiles, nutricionales e infecciosas. Las del grupo dos son las crónicas, el cáncer”.
Sobre este particular, Hernández explica que el cáncer de cuello uterino es la primera causa de mortalidad en Colombia en mujeres de 30 a 40 años. “Estas son enfermedades prevenibles, pero el Ministerio se ha enfocado en unas acciones descuidando otras. Por ejemplo, la campaña de vacunación contra el virus de papiloma humano (VPH) debería fortalecerse con un trabajo educativo en salud sexual y reproductiva”.
Algunos analistas observan que este no es un problema exclusivo de Colombia, sin embargo, los consultados concluyen que, a pesar de los esfuerzos y los recursos que se han invertido en los planes de prevención, columna vertebral de la ley 100, no se ve el impacto de las políticas.
El dato
Los programas de prevención y promoción en salud deben ejecutarse de manera integral y equitativa. La falta de rigor en algunos protocolos está causando enfermedades y muerte.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Salud

DE INTERÉS