Esto es lo debe hacer para no ganar peso durante las fiestas de fin de año

15 de diciembre de 2014 09:18 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Diciembre pareciera ser esa época del año a la que muchos le huyen por la posibilidad de ganar unos kilos de más.

Sin embargo, aunque durante las fiestas perder peso, no es una meta tan alcanzable, esforzarse por mantener aquellos kilos que se perdieron sí es posible.

La fórmula para lograrlo no tiene nada de raro, solo es cuestión de diversificar y equilibrar las porciones. En esta época los sacrificios y privarse de dar gusto al paladar no tiene que ser una obligación.

Para el nutriólogo Sandro Gómez Maquet el secreto está en balancear las comidas y buscar otras preparaciones diferentes a las tradicionales.

“Si sé que hoy por la noche tengo una cena de Navidad, una opción es, a la hora del almuerzo, comer menos para tener la posibilidad de tener el ‘exceso’ en la comida por la noche. Otra alternativa es cambiar la forma de preparar de manera que no se incluyan tantos fritos ni excesos de sales o dulces. Hay que ser creativos en las preparaciones”, señala el experto.

Optar, por ejemplo, por una ensalada de frutas para los invitados, es una de las opciones que sugiere el nutriólogo.

Otra recomendación que da la nutricionista Magnolia Escobar, es evaluar el hambre que se siente antes de las fiestas, con el fin de comer un refrigerio antes de salir. “Puede ser una fruta o yogur, pues sentir hambre puede sabotear la fuerza de voluntad”.

Limitar el consumo de licor es otro de los aspectos a tener en cuenta para no cargar con más peso una vez terminen las fiestas. Hay quienes prefieren los cocteles por, supuestamente, tener menos alcohol y lo que ocurre es que contienen más calorías, lo que favorece la ganancia de algunos kilos de más.

En esos casos, la recomendación es optar por licores vivos, como vino o cerveza que “proporcionan nutrientes, a diferencia de otros tragos. Eso sí, se deben tomar sin exageración, no más de dos o tres tragos”, advierte Sandro.

¿Y con los niños?
Con ellos el asunto es de negociar, de establecer límites para evitar los excesos.

Por lo tanto, para que los más pequeños no sufran en estas vacaciones y fechas especiales, es importante estar pendientes de que coman con moderación, pueden comer de todo pero en pequeñas cantidades.

Al mismo tiempo, debe haber un balance de lo que ingieren, para que no sólo coman dulces, sino también ensaladas y verduras. Con ellos también hay que compensar las porciones, si comen demasiado en la hora del almuerzo, por la noche debe ser algo más liviano.

Incluso, hay quienes recomiendan hacer en casa los dulces navideños, de esa manera pueden controlar la cantidad de azúcar y la calidad de grasa que ingieran en ésta época de vacaciones.

Finalmente, la nutricionista Yadira Cortés, aconseja en estas fiestas decembrinas vigilar muy de cerca la hidratación de los niños, de esa manera hay mejor transporte de los nutrientes a las células y la eliminación de los desechos por la orina, las heces y la transpiración.

“Así mismo, una buena hidratación en los pequeños mantiene lubricadas sus articulaciones, tendones y mucosas, lo que les previene de dolores articulares y musculares y de afecciones respiratorias bien comunes durante las vacaciones escolares de los más pequeños de la casa.

Pero algo muy importante es que el cuerpo necesita termoregularse al estar expuesto al sol y el calor absorbido es liberado a través de la transpiración de la piel, una función esencial cuando el niño está en pleno movimiento y en los días de más calor”. 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Salud

DE INTERÉS