Salud


Infecciones que pueden dañar sus genitales

La mayoría de las infecciones de transmisión sexual son evitables con protección. Las ITS se propagan predominantemente por contacto sexual, incluidos el sexo vaginal, anal y oral.

IVIS MARTÍNEZ PIMIENTA

16 de diciembre de 2019 06:55 PM

MinSalud no tiene bases de datos actualizadas de infecciones de transmisión sexual en Colombia diferentes al VIH, pero hacia 2011, por año, en promedio consultaron a causa de una ITS 94.000 personas. Veamos 4 aspectos importantes para aclarar dudas sobre el tema.

¿Por qué deben retornar las campañas en cuidados de carácter sexual?

“La única forma de prevenir y disminuir la incidencia de estas infecciones es con educación, disminuir la promiscuidad, evitar tener contacto con población claramente infectada o muy vulnerable. Una educación continua y permanente al uso de preservativos y conocer el pasado de la pareja. La persona con síndromes de deficiencia inmunitaria está mucho más expuesta”, dice el ginecólogo Orlando Bustillo.

¿Cuáles son las ITS más frecuentes?

“Las más frecuentes siguen siendo las menos graves pero que afectan igualmente a la salud reproductiva de la mujer: vaginosis bacteriana, tricomoniasis, gonorrea y clamidias, y la sífilis está en pleno aumento. Estas son ITS de tipo ulcerativas, como ya dijimos, al igual que los linfogranulomas venerium, chancroide y el linfogranuloma inguinale”, explica el ginecólogo.

¿Qué es la donovanosis, qué tan grave puede ser y cuál es el tratamiento a seguir. ¿Cómo evitarla?

“Comenzamos por aclarar que hoy en día no se dice enfermedades de transmisión sexual, sino infecciones de transmisión sexual. Las más frecuentes siguen siendo las herpéticas y sífilis, dentro de las que producen úlceras visibles. El incremento no solo es en Cartagena, es en todas las zonas de puerto y regiones deprimidas socialmente hablando de pobreza económica. Luego le siguen el linfogranuloma venerium, chancroide y por último el linfogranuloma inguinal producido por la Klebsiella granulomatis, agente causal de la donovanosis. La donovanosis, como todas las otras infecciones de transmisión sexual, se previenen como se hace con todas las ITS. La población susceptible es aquella promiscua que usa drogas y que tiene un cierto grado de desnutrición. Debemos evitar las relaciones sexuales sin los cuidados adecuados”, aconseja Bustillo.

¿Cómo está el panorama de las ITS en Cartagena?

“Lastimosamente, hay un subregistro en nuestro medio y no podemos hablar de qué tanto está creciendo la presentación de las infecciones de transmisión sexual, pero sin tener estadísticas sabemos que está en pleno crecimiento. En Estados Unidos, España y otros países que miden todo, el incremento es importante. No entro a juzgar el comportamiento sexual de nadie, pero es importante que sepan los riesgos”, continúa el experto.

***

En Cartagena hay presencia de linfogranuloma venéreo, como en muchas zonas tropicales. Esta una condición relativamente frecuente, la segunda después de la sífilis en el mundo, producida por clamidia (que es una enfermedad sexual). Si el tratamiento no es oportuno, se destruyen muchos tejidos y la persona puede incluso perder su genital. De dos a seis semanas después de la lesión primaria, se manifiesta el estadío secundario de la enfermedad, con afectación de los ganglios linfáticos regionales.

En Colombia, según un informe del Ministerio de Salud, durante el período 2009 - 2011, se reportaron en promedio por año 94.000 personas que consultaron por una ITS. Por rangos de edad, los grupos de 20 a 29 años mostraron los porcentajes más altos y por género la mujer mostró proporciones más elevadas. No se tienen datos actualizados y por eso la comunidad médica alerta a la comunidad.

  NOTICIAS RECOMENDADAS