Salud


La crisis de los 20: ¿Acaso no cumpliré mis sueños?

Esta incomodidad se vive de forma inconsciente e intentamos encubrirla ante los demás, y también ante uno mismo.

VALERIA CARAZO

17 de abril de 2022 12:00 AM

Creo que todos pasamos por una etapa en la que nos sentimos estancados, desmotivados o sin rumbo, ¿pero cómo no sentirse así?, si todo el tiempo nos vemos presionados no solo por nuestro entorno social, sino también por lo que vemos en las redes sociales: jóvenes con “vidas perfectas”, llenas de viajes, restaurantes caros y lujos.

Cuando pasé por esto ni siquiera había cumplido 20 años, pero veía a mis amigos trabajando y siendo tan productivos que comencé a pensar en que no estaba haciendo nada por cumplir mis metas, aparte de estudiar.

Mis días se iban en aplicar a becas en el exterior -para cuando terminara la carrera- y postularme en vacantes de empleo que no me llamaban la atención, pues en ese momento pensaba que era más importante comenzar a hacer dinero que trabajar en algo que realmente me apasionara y estuviera acorde con mi proyecto de vida.

Fue entonces cuando decidí hablar de lo que me pasaba con personas cercanas, pues se me hacía imposible pensar que esto solo me sucedía a mí. Además, pude encontrar la respuesta a lo que me sucedía con orientación psicológica. Lea aquí: Síndrome de la vida ocupada: autoexigencia e hiperestimulación laboral

¿Qué es la crisis de los 20?

La crisis de los 20 o la crisis del cuarto de siglo -como también se le llama- se refiere a la etapa en la que los jóvenes de esta edad se sienten incompletos. Comienza el estrés por sentir que “no están haciendo lo suficiente” y las comparaciones con personas contemporáneas a su edad, explica la psicóloga clínica Beatriz Morales en una entrevista para El Universal.

Esta crisis suele hacer parte de la transición que hay entre la adolescencia y la edad adulta. En esta etapa se encuentran con más responsabilidades y se reestructuran los sueños y metas. Sin embargo, la manera en que reaccionan a este cambio está determinada por aquellos sucesos que se viven durante la niñez y la adolescencia, debido a que esas dos etapas son las que más marcan a las personas, explica la experta, quien además afirma que es importante intervenir psicológicamente desde edades tempranas para no afectar las transiciones por las que nos enfrentamos a lo largo de la vida.

Cada persona tiene un proceso distinto durante su transición a la adultez y en el proceso influyen aspectos como la economía, los ideales, el contexto familiar y social”.

Beatriz Morales, psicóloga clínica.

¿Cómo saber que alguien está teniendo la crisis del cuarto de siglo?

Le di nombre a mis frustraciones cuando comencé a ver vídeos en los que otros chicos de mi edad describían las mismas inseguridades que tenía en ese momento y cuando varios de mis amigos me comentaban que se sentían igual que yo. De cierto modo, sentí alivio: ¡no estaba sola!

A continuación te contaré algunos aspectos de la crisis de los 20 por si estás pasando por esto o, por el contrario, eres un padre preocupado por la actitud de tu hijo.

Quizá tengas una sensación de incertidumbre que logra a socavar tanto en tus pensamientos que, algunas veces, llegas a creer que no cumplirás el sueño de ser profesional, de comprar una casa o tener una familia. Lea también: Seis mitos sobre la depresión que necesitamos desmentir

La presión social cuando tienes pareja y les hacen preguntas como: ¿cuándo es la boda? o ¿para cuando los hijos?

El mundo va a mil por hora y a veces crees que debes cumplir con las expectativas que otros tienen sobre ti, pero no tienes en cuenta que a la única persona a la que realmente debes hacer feliz es a ti. Por esta razón, la especialista afirma que “cada persona tiene un proceso distinto durante su transición a la adultez y en el proceso influyen aspectos como la economía, los ideales, el contexto familiar y social”.

Buscar ayuda de profesionales es lo mejor, pues son ellos quienes te brindarán las herramientas correctas para abordar esta situación.

Beatriz Morales también aclara que, aunque las nuevas generaciones son un poco más flexibles en cuanto a sus elecciones de vida, aún existe mucha presión social y esto puede ser un desencadenante de problemas emocionales y de salud mental como depresión y ansiedad. Por otra parte, está la preocupación de encontrar un empleo, sabiendo que las oportunidades laborales son escasas en nuestro país, pues de acuerdo con el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (Dane), la tasa de desempleo en jóvenes entre los 15 y los 28 años de las 23 ciudades y áreas metropolitanas de Colombia es del 21,4% entre diciembre del 2021 y febrero del 2022. Si hablamos solo de Cartagena, este indicador es del 20,5%.

De tanto en tanto vuelvo a pensar que me gustaría encontrar más oportunidades laborales dignas para los jóvenes sin experiencia, pero hoy puedo decir que estoy más tranquila: gracias a que busqué la orientación adecuada, pude aprender de la crisis de los 20 y me ayudó a crecer. Así que, tú que me lees y estás pasando por esta situación, recuerda que una mano profesional puede ayudarnos a gestionar esos momentos en los que creemos caminar sin rumbo. No te dé pena, ni miedo.

Ahora, si eres un padre... la empatía es la clave. No minimices las crisis de los jóvenes: la empatía es la clave, recuérdalo siempre, y acompañar emocionalmente a sus hijos en sus sueños... y en sus fracasos.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS