La diabetes ataca de los pies a la cabeza

05 de junio de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Hace pocos días, se dio en Cartagena la edición número 15 del Congreso Nacional de Endocrinología, en el que la diabetes fue la afectación más discutida.

Siendo una enfermedad de alto costo, y sujeta a posibles complicaciones como las cardiovasculares, los especialistas mostraron preocupación debido al aumento de las cifras en Colombia y en el mundo.

Miguel Omeara, médico internista endocrinólogo, miembro de la Asociación Colombiana de Endocrinología, habló con El Universal sobre la importancia del autocuidado y el panorama de la diabetes en el país.

Se habla de que cada vez hay más diabéticos en Colombia, ¿qué hacer ante esta preocupación?

- Sí, es una realidad que la prevalencia es la peor batalla que estamos perdiendo contra la diabetes. Es un fenómeno que no solo ocurre en Colombia, sino en todo el mundo.

Los factores de riesgo para padecer esta enfermedad son muchos, principalmente la obesidad. En Colombia, la prevalencia de obesidad está por el 56%. Conforme va creciendo la obesidad y el sobrepeso, aumenta la diabetes. Las principales herramientas para evitar este aumento, que ocurre tanto en nuestro país como en el mundo, son los cambios de hábitos, de alimentación y ejercicio.

¿Cuáles son las enfermedades que como endocrinos atienden en Colombia con más regularidad?

- Definitivamente es la diabetes. Además enfermedades que tengan que ver con los órganos endocrinos, tiroides, osteoporosis y obesidad, estos son probablemente los más atendidos.

¿Cuáles son los riesgos más relevantes de la diabetes?

- La diabetes va de la mano con muchas enfermedades. Es una enfermedad que ataca múltiples órganos, literalmente de pies a cabeza.

Están el pie de diabético, enfermedades circulatorias, enfermedades renales, enfermedades cardiovasculares (entre el 60 y el 80% de los diabéticos mueren por enfermedades cardiovasculares), y también pueden sufrir enfermedades cerebrovasculares y estas pueden atacar todos los órganos, como los ojos. Claramente estas complicaciones son las principales preocupaciones de esta enfermedad.

¿Qué se está haciendo para proteger a los pacientes de los riesgos cardiovasculares?

- Cuando el paciente ya tiene la enfermedad diagnosticada, debe ser abordado desde lo más sencillo, como cambiar la alimentación; debe tener un manejo nutricional, hacer ejercicio mínimo 150 minutos a la semana y de ahí en adelante como médicos tenemos múltiples estrategias para minimizar estas complicaciones. Existen muchos medicamentos e intervenciones aparte de los cambios de hábito, que disminuyen este riesgo. Controlar un paciente diabético puede hacer que su riesgo sea casi igual al de un paciente que no tenga diabetes, si está adecuadamente tratado y controlado.

¿Por qué se habla de una revolución de la diabetes?

- Porque en los últimos cuatro años, a raíz de un tema que se llama ‘estudios de seguridad cardiovascular’, han aparecido medicamentos y moléculas que hacen mucho más que bajar el azúcar (glucosa). Hay varios medicamentos que están involucrados en disminuir no solamente estos niveles de glucosa, sino que están relacionados con disminuir complicaciones por razones que no son solamente explicadas en el tema del control de la glucosa. Y estos grupos terapéuticos son definitivamente un cambio, una revolución a la hora de tratar al paciente. Hay varios, se les conoce como inhibidores de CGLT2 Y GLP1 y han cambiado la forma terapéutica o el tratamiento de los pacientes diabéticos tipo 2. Han bajado las complicaciones de una forma que antes no había sido posible.

Riesgo para latinos diabéticos en EE.UU.

Los adultos latinos con diabetes tienen menos probabilidades de seguir correctamente las instrucciones de su médico y tomar sus medicamentos, algo que aumenta el riesgo de muerte, según reveló un estudio de la Universidad del Sur de California.

Bajo el título ‘Evaluación de las barreras a la adherencia a la medicación entre los latinos con diabetes: un estudio colateral’, el reporte se realizó con pacientes diabéticos de cuatro clínicas de Los Ángeles que se identificaron como latinos, hispanos o chicanos.

La investigación advierte que a los pacientes latinos se les dificulta entender para qué sirven los medicamentos y cómo dar seguimiento adecuado de la cantidad que han tomado. También recalca que los adultos hispanos con diabetes sienten que toman muchos medicamentos para controlar la enfermedad.

Los investigadores se concentraron en estudiar la “adherencia a los medicamentos”, un término usado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para definir el grado de comportamiento de los pacientes con respecto a las recomendaciones de los médicos. “Obtener las perspectivas de los pacientes es clave para encontrar soluciones que ayuden a mejorar la adherencia a la medicación y los resultados de salud de esta comunidad”, dijo la investigadora y autora principal del estudio, Andrea Bañuelos Mota. Por su parte, Jo Marie Reilly, profesora de Medicina en USC, asegura que los resultados de este estudio “crean conciencia sobre las barreras de lenguaje y alfabetización que enfrentan nuestras comunidades de inmigrantes”, y que es necesario abordar el problema. Dentro de las recomendaciones también está ayudar a los familiares a entender el régimen de medicamentos y hacer que los pacientes asistan a sesiones educativas semanales sobre cómo controlar la enfermedad y realizar cambios de vida.

En Estados Unidos, los adultos latinos tienen tasas más altas de diabetes (12,8%) que los no latinos (7,6%). (AP).

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Salud

DE INTERÉS