Salud


La meditación ayuda a prevenir la hipertrofia cardiaca

La técnica de meditación trascendental, en la que se utiliza un mantra (una palabra, sonido o frase que se repite) para evitar pensamientos capaces de distraer la mente, puede ayudar a prevenir el agrandamiento anormal del corazón.

COLPRENSA

01 de enero de 2020 07:32 PM

La técnica de meditación trascendental, en la que se utiliza un mantra (una palabra, sonido o frase que se repite) para evitar que pensamientos capaces de distraer la mente, puede ayudar a prevenir el agrandamiento anormal del corazón, es decir, la hipertrofia ventricular izquierda (HVI), según un estudio llevado a cabo por investigadores del Maharishi International University (Estados Unidos), y publicado en la revista ‘Ethnicity & Disease’.

La HVI es un factor de riesgo importante para la enfermedad cardiovascular, ya que puede duplicar el riesgo de infarto, arritmia, derrame cerebral, insuficiencia cardiaca e, incluso, la muerte. Además, se ha demostrado que aumenta la carga de estrés psicosocial. Ante este escenario, la Asociación Americana del Corazón ha destacado recientemente el potencial que tienen las técnicas de reducción de estrés para prevenir la aparición de enfermedades cardiacas de forma prematura.

Por todo ello, los investigadores han querido probar los efectos que tiene la meditación para reducir el estrés y, así, prevenir la HVI en la población afroamericana, la cual tiene un mayor riesgo de padecer esta enfermedad cardiaca.

“Esta es una forma de enfermedad cardiaca donde los tratamientos no farmacológicos están relativamente poco estudiados. Dado que la fisiología del estrés contribuye al agrandamiento cardiaco, planteamos la hipótesis de que manejar la conexión mente-cuerpo con la meditación trascendental podría prevenir el proceso de la enfermedad”, han dicho los investigadores.

De hecho, tras analizar a 85 personas con presión arterial alta, asignados aleatoriamente a un grupo de meditación trascendental y otro control, los expertos comprobaron que cuando se reducía el estrés se prevenía el agrandamiento del corazón en los participantes.

Además, tras seis meses de estudio, las personas que participaron en el grupo control tenían un 10 por ciento más de agrandamiento del corazón, mientras que las que practicaron la técnica de meditación mantuvieron el tamaño basal del mismo.

Por tanto, a juicio de los investigadores, la técnica de meditación trascendental es un método “eficaz” no farmacológico para prevenir la hipertrofia cardiaca en las personas afroamericanas que padecen hipertensión y que tienen un riesgo especialmente alto de enfermedad cardiovascular.

Asimismo, el trabajo ha puesto de manifiesto que la meditación reduce el riesgo de mortalidad cardiovascular hasta en un 11 por ciento. “Al prevenir la progresión del HVI también se reduce la probabilidad de morbilidad y mortalidad cardiovascular asociada al mismo”, han zanjado los investigadores.