Las barras de frutas, una ‘chuchería’ saludable

19 de noviembre de 2019 12:00 AM
Las barras de frutas, una ‘chuchería’ saludable
La industria debe repensarse y ofrecernos alimentos con un menor contenido de azúcar, sodio, grasa saturada y sin grasas trans.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Teniendo en cuenta las alarmas que ha lanzado el Ministerio de Salud y Protección Social, pues se estima que en Colombia el 56% de la población entre los 18 y los 64 años tiene sobrepeso u obesidad, cada vez más las empresas buscan producir alimentos sanos que reemplacen los tradicionales pasabocas saborizados ricos en grasas, carbohidratos y aditivos, por snacks de alto contenido de frutas y vegetales.

Según la última Encuesta Nacional de Salud Escolar, apenas 1 de cada 10 estudiantes consume frutas y verduras en la frecuencia recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), 3 de cada 4 consume diariamente bebidas azucaradas y 82% consume habitualmente productos ultraprocesados de paquete.

A raíz de este tipo de fenómenos, las barras de fruta se están volviendo populares en el mercado, pero es importante dejar claro que no son una opción para reemplazar una fruta.

Isabel Cristina Carmona, nutricionista y dietista de la Universidad de Antioquia, explica que las frutas en barra (que contienen albaricoque, mango y piña, coco, arándanos o almendras) “están hechas con frutas deshidratadas en muy poco peso, que alcanzan a superar el 50% de los ingredientes de la barra”. Estas se recomiendan solo como una opción entre comida, y el consumidor debe verificar que no tengan azúcar añadida.

“En el caso de algunas barras, el dulce lo da la fructosa, carbohidrato naturalmente presente en la fruta. En el caso de arándanos y almendras, por ejemplo, solo se añade la azúcar contenida en los arándanos, pues estos son deshidratados por ósmosis, es decir por el efecto del azúcar. Otras son endulzadas con miel”, afirma la experta.

¿Por qué debemos cambiar nuestros hábitos?

Un mayor consumo de fruta reduce los niveles de colesterol, mejora el tránsito intestinal, evita el estreñimiento y disminuye los niveles de azúcar sanguíneo. La Organización Mundial de la Salud recomienda consumir más de 400 gramos de frutas y verduras al día para mejorar la salud.

“Problemas de salud pública como el sobrepeso, la obesidad y las enfermedades crónicas deben llamar nuestra atención para que cada día tomemos decisiones más saludables. Las herramientas para hacerlo sin duda son consumir más alimentos en su forma natural, cocinar en casa y hacer mejores elecciones alimentarias, ayudados de la tabla nutricional que nos da datos muy relevantes sobre los alimentos que nos ofrecen. De otro lado, está el reto para la industria que debe repensarse y ofrecernos alimentos con un menor contenido de azúcar, sodio, grasa saturada y sin grasas trans y más nutrientes positivos presentes en los alimentos de manera natural”, continúa la doctora Isabel Carmona.

A diferencia de los productos de paquete que suelen llevar los niños a la escuela, los snacks de fruta, dentro de los que se enumeran las barras de fruta, frutas deshidratadas y cueros de fruta entre otras, son productos de fácil consumo y conservan gran parte del valor nutricional de la fruta fresca (en términos de energía, minerales, antioxidantes y fibra).

Su origen

Según la investigadora Natalia Salgado, “las barras de fruta son el resultado de transformaciones que incluyen su combinación con otros ingredientes (azúcares, hidrocoloides) y operaciones diversas dentro de la que se destaca la deshidratación. Las más antiguas se conocen como ‘Cueros de fruta’, y originalmente aparecieron en la India, a partir de una mezcla de pulpa de mango con jugo de la caña de azúcar y una deshidratación solar”.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Salud

DE INTERÉS