Salud


Las calles argentinas, de verde al debatirse ley del aborto

La Cámara de Diputados debate desde este jueves el nuevo proyecto de ley para legalizar el aborto.

EFE

10 de diciembre de 2020 07:31 PM

Unas manifestantes a favor del aborto con pañuelos verdes curtidos por los años colocan una pancarta en un lado de la plaza: “Justicia social es poder decidir”; otras, en el lado opuesto de la plaza, ocupan de a poco su lugar: todas vuelven a sus esquinas, a sus posiciones conocidas y enfrentadas.

Justo delante de donde están esos centenares de argentinos se encuentra el edificio del Congreso, dentro del cual la Cámara de Diputados debate desde este jueves el nuevo proyecto de ley para legalizar el aborto, así como otro para la atención de la futura madre durante el embarazo si la persona gestante decide ir adelante con la gravidez.

LA MAREA VERDE VE CERCA LA LEY

En el estand de Mujeres de la Matria Latinoamericana (Mumalá), su coordinadora, Silvia Ferreyra, miembro de la Campaña Nacional por el Aborto Legal, cuenta a Efe que está feliz. “La felicidad es porque sabemos lo que significa avanzar con el aborto legal en nuestro país, avanzar con este derecho en Latinoamérica es muy importante”, afirma Ferreyra.

Para ella, lo que se vivió hace dos años sentó las bases para que se pudiera “llegar a este momento, con la posibilidad muy cercana de que sea ley”.

Al final de las votaciones del fallido proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo en 2018, festejó la parte vestida de azul, color contrario al aborto legal; ahora, la media plaza teñida de verde espera que esta sea la intentona definitiva.

En la jornada de ayer, la comisión encargada de estudiar el proyecto de ley certificó unas últimas modificaciones en un intento de atraer a más legisladores que a priori estaban en contra, y el cambio principal fue la introducción de un artículo que permite la objeción de conciencia.

Según Ferreyra, es un “tema polémico” porque la objeción de conciencia es ya un problema en la actualidad para aplicar los abortos legales, según la ley de 1921 que los permite en casos de violación y malformación del feto.

La referente nacional del Movimiento Socialista de los Trabajadores y de Juntas y a la Izquierda, Celeste Fierro, va un paso más allá, ya que cree que, si sale esta ley del aborto, será con “sabor amargo” y que habrá que “seguir luchando”.

“Se han incluido modificaciones al proyecto donde hay muchísimas modificaciones al proyecto de la campaña (nacional) y del Gobierno, permite la objeción de conciencia sin ningún tipo de explicación”, asevera, al tiempo que reconoce que será un “triunfo” del movimiento de las mujeres.

Sea como sea, las dos esquinas vuelven a meter presión a los diputados que están adentro del Congreso, cada zona de la calle intenta empujar hacia adelante para sonar más: si pudieran, moverían hasta el asfalto de la calzada para entrar en uno de los plenos más enconados del año, donde las líneas de los partidos se difuminan y el voto de conciencia se recupera.