Salud


Las mujeres comen más golosinas que los hombres

En las distintas etapas de la vida de una mujer hay necesidades nutricionales que no se deben pasar por alto. Evalúe si debe mejorar su alimentación.

Una mujer tiene mayor riesgo de complicaciones en el embarazo y el parto si ya está desnutrida al inicio del embarazo o se desnutre durante el mismo y, según la FAO, es más probable que su hijo tenga bajo peso al nacer.

Pero el otro lado, el de la obesidad, también tiene consecuencias negativas. La obesidad materna está asociada a múltiples complicaciones, principalmente trastornos hipertensivos y diabetes gestacional, además de otras como aborto espontáneo, parto pretérmino, muerte fetal intrauterina, macrosomía fetal, alteraciones del trabajo de parto y mayor tasa de cesáreas.

Según la encuesta ENSIN 2015, la obesidad es más frecuente en las mujeres (22,4%) que en los hombres (14,4%). Y solo 4 de 10 mujeres realizan los 150 minutos de actividad física recomendada por la Organización Mundial de la Salud, OMS. Así mismo, la obesidad abdominal en mujeres de 18 a 64 años se encontró en el 59,6% de la población.

La nutrición de la mujer es objeto de múltiples estudios, es por eso que Clara Valderrama, nutricionista e integrante del Consejo Consultor de Dietistas de Herbalife Nutrition, explica:

¿Cómo están las mujeres colombianas frente a los buenos hábitos alimenticios? ¿Qué debemos mejorar?

- En cuanto a los productos que consumen las mujeres, la encuesta ENSIN 2015 mostró que:

La frecuencia/día en el consumo de arroz o pasta y raíces, tubérculos y plátanos fue mayor en las mujeres y se reportó que las mujeres consumen más verduras y frutas (entera o en jugo), pero no en la cantidad recomendada para el día, el consumo de frutas y verduras es insuficiente.

Pero en cuanto a la prevalencia y frecuencia de consumo de golosinas o dulces, las mujeres presentan un mayor consumo con respecto a los hombres.

Por lo tanto, la recomendación es incluir más porciones de frutas y verduras al día, disminuir el consumo de azúcares y grasas, aumentar el consumo de bebidas bajas en calorías y aumentar la cantidad de actividad física al día y/o semanal.

¿Por qué existen necesidades nutricionales distintas en las etapas de la vida de una mujer?

- En cada etapa se llevan diferentes funciones relacionadas con el desarrollo, crecimiento y mantenimiento del organismo, por eso es clave identificar cuáles nutrientes se deben complementar de acuerdo a cada etapa, para evitar las deficiencias y las consecuencias que esto puede generar. Hábitos establecidos en las primeras etapas de la vida ayudan a lograr el adecuado funcionamiento del organismo y algo muy importante: un envejecimiento saludable.

La alimentación es una parte muy importante de un estilo de vida activo y saludable y debemos saber que no es el único, por eso es esencial que se establezcan buenos hábitos en las diferentes áreas, alimentación, actividad, descanso, entre otros.

  NOTICIAS RECOMENDADAS