Salud


Lonchera saludable, niños sanos

Con el regreso a las aulas en medio de la pandemia, nada es más recomendado que un sistema inmune fortalecido y esto tiene directa relación con la alimentación.

Debemos entender que la lonchera de un niño no reemplaza ninguna de las tres comidas de su día, pero es igual de esencial. Con el regreso a las aulas en medio aún de la pandemia, nada es más recomendado que un sistema inmune fortalecido y esto tiene directa relación con el tipo de alimentación del pequeño.

El último reporte de la Unicef estimó que, a nivel mundial, al menos uno de cada tres niños menores de cinco años no crece de manera adecuada porque sufre de una o más de las tres formas más visibles de malnutrición: retraso en el crecimiento, emaciación y sobrepeso; cifras que expertos aseguran pudieron aumentar.

Tan importante es el manejo adecuado de los alimentos para evitar contaminación en el proceso de alimentación. Según la OMS, no se ha demostrado que el Covid-19 pueda contagiarse por el contacto con los alimentos o sus envases. En general, expertos han asegurado que este se transmite de persona a persona, sin embargo, es importante mantener siempre una buena higiene al manipular la comida para evitar cualquier enfermedad transmitida por los alimentos.

Por eso se aconseja:

- Mantener una excelente higiene del lugar al momento de preparar los alimentos.

- Realizar lavado de manos frecuente.

- Recipientes limpios, en buen estado y con buen cierre.

- Portacomidas que conserven las temperaturas de los alimentos según sea el caso.

- Cada alimento se debe empacar por separado, ya sea en diferentes recipientes o en uno que tenga divisiones internas y no haya riesgo de mezcla de los alimentos.

- Educar a los niños en el correcto lavado de manos antes de consumir los alimentos para que no los contaminen y evitar así posibles infecciones o enfermedades.

Así las cosas, la alimentación de los niños en esta época de presencialidad escolar es fundamental para su estado de salud y nutrición. Teniendo en cuenta que los hábitos perduran durante toda la vida, estos se deben empezar desde que inician su alimentación complementaria, así tendrán menos riesgos de enfermedades crónicas y muchas más posibilidades de superar alguna enfermedad.

Tipos de loncheras saludables

UNO. Un lácteo (yogurt bajo en azúcar), una torta casera y una fruta.

DOS. Frutos secos como nueces y almendras, una bebida achocolatada preparada en casa y un muffin.

TRES. Burritos de pollo y vegetales, una fruta y jugo casero.

CUATRO. Sándwich de atún y vegetales en pan integral y avena casera.

Hábitos
Los hábitos saludables deben permanecer durante todas las etapas de la vida, en especial en la época de estudio. Temas como una buena calidad de sueño, realizar actividad física de forma frecuente y una adecuada alimentación son importantes para un buen estado de salud y nutrición, mucho más en la etapa de la niñez en donde formamos costumbres para toda la vida.

TEMAS

  NOTICIAS RECOMENDADAS