Modelo de atención encarece los servicios de salud

23 de diciembre de 2015 09:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El sistema de salud colombiano está soportado sobre un modelo de atención curativo lo que encarece los servicios debido a los altos costos de muchos tratamientos. El desafío para el 2016 en el sector  apunta a un diálogo nacional para decidir las exclusiones del plan de beneficios según la ley estatutaria.

Carlos Francisco Fernández, médico rehabilitador, neurofisiólogo, ex presidente de la Asociación Colombiana de Sociedades Científicas, explica los retos que la Ley Estatutaria impone al sector en el 2016. El galeno hace un esbozo de las causas de la crisis y de las afectaciones que ha ocasionado al sistema el modelo de atención curativo que se aplica en Colombia. También comenta su opinión sobre las razones de las EPS para mantenerse en el negocio.

¿Cuáles son las principales causas de la crisis del sistema de salud?

El Sistema de Salud está definanciado porque gasta más que lo que tiene. ¿Por qué gasta más? Porque progresivamente, los planes de salud se han quedado cortos frente a las exigencias que hace la gente. ¿Por qué hay cada vez más exigencia? Porque se han abierto canales desde el punto de vista jurídico para que la gente aprovechando la vía legal compense los déficit del sistema, en cuanto a servicios tiene.

Esas vías jurídicas son la tutela, y que al amparo del derecho fundamental a la salud configurado a través de la Ley Estatutaria, la gente tiene unas expectativas grandes que sin duda se vuelven objetivas a través de reclamos que de una u otra forma exigen del Sistema de Salud cada día más recursos. (Lea aqui la primera entrega: Orígenes de las deficiencias del sistema de salud colombiano)

Es común escuchar a la gente expresar, que si no fuera por las tutelas no habría manera de obligar a las EPS a autorizar tratamientos, ¿Qué opina de eso?

Lo que pasa es que las exigencias de la gente ponen de manifiesto que hay que refinanciar el sistema. El Estado con todas sus instancias debe ponerse de acuerdo sobre cómo se va a cumplir el derecho fundamental a la salud porque con los recursos que tiene se nota a leguas que no alcanza. No se trata de restringir el derecho, se trata de hacer un uso eficiente de los recursos que se tienen.

¿El modelo de atención de Colombia es apropiado o necesita cambiarse?

Colombia tiene un sistema de salud basado esencialmente en lo curativo, es decir en tratar las enfermedades. La gente busca los servicios de salud cuando están más enfermos. No estoy diciendo que no se necesite curar, pero se ha fallado en la génesis de un sistema basado en el bienestar. En tal sentido como no existe un modelo que promueva la salud se ha convertido en un sistema ineficiente, costoso y por encima de todo centrado en unos elementos que cada vez exigen más recursos.

Creo que el país necesita definir claramente a partir de todas estas limitaciones que tiene ahora, un modelo de atención que incluya la prevención, la promoción y el actuar sobre los determinantes de salud que condicionan enfermedad: la carencia de agua potable, los déficit de nutrición, la contaminación del medio ambiente, los determinantes de salud mental. Todo eso hace que la gente se enferme y que llegue a un sistema da salud que ya no tiene recursos para solucionar los problemas.

¿Qué es la Ley Estatutaria de Salud?

Esta ley modifica la Constitución. Es un codazo a la Constitución para incluir en ella la salud como un derecho fundamental que en la Constitución del 91 era considerado solamente un servicio fundamental. Entre servicio y derecho hay un gran trecho porque el derecho fundamental en un Estado Social de Derecho, como lo es Colombia, se convierte en una prioridad del Estado. Los servicios de salud son ahora un derecho fundamental, social y económico. Colombia se convierte en el primer país en el mundo en hacer esto. El problema es que un derecho social y económico cuesta y para garantizarlo yo creo que el país en toda sus instancias: Estado, Congreso, entes de control, ciudadanía en general,  médicos, EPS, farmacéutica, industria, todo mundo; tiene que iniciar un gran diálogo desde el plano nacional para ponerse de acuerdo cómo es que este derecho va a funcionar a cargo del Estado y no solamente del Sistema de Salud como está hasta ahora. Actualmente se le cargaron una serie de deberes al Estado, pero desafortunadamente es el Sistema de Salud el que lo tiene que frentear. (Lea aquí la segunta entrega: Las razones de las EPS para mantenerse en el negocio)

¿Cuándo empieza a estar vigente la Ley Estatutaria?

Ya está vigente desde el plano conceptual. En el momento en que la sentencia 313 y la Ley 1751 fueron expedidas, quedó vigente. Sin embargo, existen algunos puntos que necesariamente exigen el reordenamiento del sistema, la cualificación de los beneficios y por encima de todo, el repensar un poco más el sistema de salud teniendo en cuenta una concepción de derecho y no una concepción de servicio.

¿Cuál es entonces el gran desafío en el sistema de salud para el 2016?

Consolidar en el plan de los beneficios lo que la Ley Estatutaria determina, que es llevar el pos de hoy a un plan basado en exclusiones. Es decir, darle a la gente todo lo que pida un médico con excepción de una serie de bienes que tienen que ser definidos rápidamente antes de que entre el 2017.

¿Cuáles son esas excepciones?

Están explicitas en la Ley. Son lo absolutamente cosmético, todos los tratamientos en el exterior, lo que no esté probado que sirva y lo que no tenga registro sanitario.

Las EPS hablan de pérdidas, pero no se retiran del negocio. ¿Qué opina?

Aquí hay que hacer claridad. Primero todas las EPS no son iguales. Hay unas más eficientes, otras con mayor calidad, otras no tanto. Las EPS se involucran desde el punto de vista estructural en el sistema de salud porque la Ley lo permite dentro del marco de la participación privada.  Ellas pueden dentro de su componente de ánimo de lucro tener una utilidad y eso es lícito. El problema surge cuando la extracción de rentas se hace a costillas de los dineros de la salud. Eso sí es muy grave.

Yo creo que hay que mirar el asunto desde dos puntos de vista. El primero es la situación general del sistema. En este momento la crisis del sistema no solamente afecta a los usuarios sino también a ese déficit de dinero que hablábamos anteriormente, también afecta a los hospitales y por ende a las EPS. Es decir, la plata se está acabando para todos.

Las utilidades de las EPS no son tan grandes como lo fueron antes, incluso algunas dicen y por lo menos así lo muestran en sus balances, algunas no tienen utilidad. Pero existen otra serie de estímulos, por ejemplo siguen teniendo, sobre todo las EPS grandes, una gran cantidad de dinero que desde el plano del manejo global pueden generarle algunas rentas financieras y en la medida que centralicen y hagan compras colectivas se pueden ayudar.

Usted en una charla explicaba que a las EPS le puede resultar un buen negocio el pago de las UPC (dinero que se reconoce a las EPS por cada uno de los usuarios del sistema de salud) a principio de año porque si uno multiplica el monto de esa prima que reciben por el número de afiliados que tiene cada EPS se estaría hablando de un dinero considerable. ¿Cómo funcionaría esto?

Los rendimientos financieros de una cuenta son lícitos. Si uno deja una plata en un banco pues esa plata le va a rentar porque no la están usando, obviamente existe un marco de utilidad razonable. Esa es una posibilidad que ellas tienen y habría que revisarla porque eso es algo que se dice, pero que le correspondería mirar a los entes de control si por tener la plata en el banco dejan de proyectar sus verdaderas actividades y eso sí sería grave. Hay denuncias de que esto ocurre, sin embargo esperamos que las autoridades, en este caso la Superintendencia Nacional de Salud y esencialmente quienes hacen las denuncias le hagan seguimiento a eso porque eso siempre se ha dicho, podría ser un elemento que incluso se utiliza para contener el gasto, pero se queda como un supuesto que se tiene que verificar.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Salud

DE INTERÉS