Salud


Ojo con estos medicamentos, no está comprobado que prevengan el COVID

La Asociación Colombiana de Farmacología advierte sobre los peligros de ingerir estas sustancias buscando prevenir el virus, sin evidencia científica suficiente al respecto.

REDACCIÓN SALUD

30 de noviembre de 2020 09:58 AM

No se automedique, ni se deje “guiar” por información acerca de medicamentos que prometen prevenir el contagio de COVID-19: por ahora no existe ninguna evidencia científica que lo demuestre. Ese es el contundente mensaje que la Asociación Colombiana de Farmacología difunde en medio de una pandemia en la que los mitos, las redes sociales, las noticias falsas y el voz a voz han hecho estragos.

El doctor Jorge Machado, presidente de la Asociación Colombiana de Farmacología, explica: “Lo que más preocupa es que algunos de los medicamentos que están siendo utilizados erróneamente para manejar o prevenir el COVID-19 tienen efectos adversos comprobados y, sin embargo, son de venta libre y se consiguen en farmacias y droguerías”. (Le puede interesar: Al automedicarte, te vuelves tu peor enemigo)

La N-acetilcisteina

El doctor Machado señala, específicamente, los riesgos de usar la N-acetilcisteina para supuestamente prevenir y/o tratar la infección causada por el nuevo coronavirus. Se trata de un mucolítico (fármaco que se usa para aliviar los molestos y desagradables síntomas ocasionados por los mocos), cuya utilidad se limita a algunas enfermedades muy específicas. “Incluso su uso está prohibido en pacientes menores a 2 años. Se debe usar con precaución en algunas personas por su asociación al aumento de obstrucción de las vías respiratorias (broncoespasmo), por lo que actualmente no se recomienda el uso generalizado de este medicamento ni en el paciente hospitalizado, ni en el paciente ambulatorio, como tratamiento profiláctico o preventivo de la infección por SARS-CoV-2 causante del COVID- 19 hasta que se tenga evidencia que demuestre un beneficio real, teniendo en cuenta sus precauciones y contraindicaciones”, agrega.

En el caso del cuerpo médico, Machado invita a que evalúen en forma completa toda la información que llega a través de las redes, ya que se están recomendando concentraciones altas de esta molécula que solo se consiguen en administración intravenosa o inhalada y que en forma oral incrementan la posibilidad de presentar eventos adversos importantes.

Hay más:

Durante la pandemia, también se han postulado como alternativas de manejo para el COVID-19 moléculas como las siguientes, ante lo cual la Asociación Colombiana de Farmacología recomienda:

1. Los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (iECA) y los antagonistas del receptor de angiotensina (ARA2). Son medicamentos indicados para tratar la hipertensión arterial. Análisis sobre el COVID-19 ha mostrado una posible relación entre el uso de estas moléculas y un riesgo aumentado de infección por SARS-CoV-2, sin embargo, esto no se ha demostrado y sí se sabe que los pacientes con hipertensión mal controlada tienen peores desenlaces. Por esta razón, mientras los estudios no sean concluyentes, se recomienda no suspender, ni cambiar ninguno de estos medicamentos ante la infección por SARS-CoV-2.

2. Los corticoesteroides fueron utilizados durante los brotes del Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS-CoV-1) y Síndrome Respiratorio del Medio Oriente (MERS-CoV), por lo cual se están utilizando en pacientes con COVID-19 adicionado a otros tratamientos. Sin embargo, la evidencia actual sobre el uso de estos es controversial.

Aunque los resultados preliminares con respecto al uso de dexametasona son prometedores, aún se esperan los resultados finales que permitan concluir con certeza el impacto del uso de esta terapia en pacientes con COVID-19 severos.

Se debe limitar su uso actual a pacientes con requerimiento de ventilación mecánica, SDRA, choque séptico, exacerbación de asma o EPOC asociado a la infección por SARS-CoV-2 o que requieren de oxígeno suplementario. No se recomienda su uso en pacientes con infecciones leves o en casa, su uso debe ser siempre bajo supervisión médica por sus efectos secundarios.

3. El uso de medicamentos como: cloroquina, hidroxicloroquina, azitromicina y lopinavir/ritonavir se basa en resultados positivos en análisis in-vitro, es decir, en resultados de laboratorio y no con pacientes. Si bien los resultados parecen ser prometedores, se considera que la evidencia actual no es suficiente para recomendar su utilización a gran escala, y mucho menos como terapia profiláctica.

  NOTICIAS RECOMENDADAS