Salud


Ojo con los tumores neuroendocrinos, no presentan síntomas

COLPRENSA

11 de noviembre de 2014 10:27 AM

Este 10 de noviembre se conmemora el día mundial de los tumores neuroendocrinos, el cáncer que le costó la vida al famoso dueño de Apple, Steve Jobs. En Colombia el 71 por ciento de esos casos se detectan cuando ya han hecho metástasis, según el Instituto Nacional de Cancerología.

En criterio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) la incidencia de estos casos ha aumentado en los últimos 30 años de forma significativa reportando más de 5 casos nuevos cada año por cada 100 mil habitantes en el mundo, en la mayoría de estos es completamente difícil detectarlos a tiempo pues no presentan síntomas.

Los tumores neuroendocrinos son un grupo de diferentes tipos de cáncer que se originan en las células neuroendocrinas, es decir, las encargadas de producir las hormonas y por este motivo se presentan en el sistema gastrointestinal y páncreas.

EL DIAGNÓSTICO

En casi el 70 por ciento de los casos el diagnóstico resulta difícil, pues no reportan síntomas. El 30 por ciento restante son asintomáticos pero sus manifestaciones pueden ser confundidas con patologías como el síndrome del colon irritable, la colitis o incluso la menopausia, lo que hace que el diagnóstico pueda tardar de 5 a 7 años.

De acuerdo con la OMS, los tumores neuroendocrinos son poco frecuentes. Estos tumores son de lento crecimiento y pueden evolucionar durante varios años hasta que producen metástasis.

Así mismo, los estudios científicos han demostrado que más del 90 por ciento de estos son esporádicos y no presentan causa o factores de riesgo concretos conocidos, pero en algunos casos pueden aparecer como enfermedades hereditarias.

LOS SÍNTOMAS

Los síntomas que pueden presentar los pacientes están relacionados con la cantidad de secreción hormonal que produzca el tumor.

Cuando los tumores no segregan una cantidad suficiente de la hormona, no producen síntomas, lo cual hace que el diagnóstico sea difícil.

Estos tumores son de lento crecimiento y pueden evolucionar durante muchos años hasta que producen metástasis. Cuando los tumores neuroendocrinos segregan hormonas pueden presentar los siguientes síntomas: Enrojecimiento facial, diarrea, dolor abdominal, elevación o disminución del azúcar en la sangre y espasmos en las vías respiratorias.