Salud


Ojo: no hay pólvora inofensiva

¿Crees que vale la pena dañarte la Navidad y, de paso, la de la familia, por la pólvora?

LAURA ANAYA GARRIDO

24 de diciembre de 2021 12:00 AM

Manipular pólvora en Navidad nunca ha sido buena idea y jamás lo será: solo en la Nochebuena del 2020 hubo 53 quemados en Colombia. Y mucho menos lo será dejar que tus hijos manipulen cualquier tipo de explosivos... porque eso es la pólvora.

No es para niños

Frente a la aparente creencia de que existe cierto tipo de pólvora “inofensiva”, el sargento José Augusto Alarcón Castro, del Cuerpo de Bomberos de Cartagena de Indias, es enfático en decir que ningún tipo de pólvora es apto para los niños y que en Colombia está prohibido que los menores de edad -y las personas ebrias- manipulen estos artefactos.

El comandante de esta misma institución, Joel Barrios, resalta: “Queremos recomendarles a los padres que tengan especial cuidado con los niños en esta época, no debemos entregarles pólvora para que vayan a jugar. No creamos que hay pólvora inofensiva: la pólvora reacciona con mucha facilidad a fricciones, a chispas, y los niños quedan muy expuestos. No queremos tener a nuestros pequeños en las unidades de quemados”.

Ambos reiteran, además, que la pólvora debe ser operada por expertos en pirotecnia preparados: personas capacitadas y entrenadas, lo suficientemente hábiles no solo para manejarla, sino para gestionar los riesgos y contingencias asociadas a su uso. Te puede interesar: Expertos te cuentan cuál es la forma correcta de manipular la pólvora

Reciba noticias de El Universal desde Google News

Quemaduras e incendios

¿Contingencias?, sí, solo hasta ayer, el Instituto Nacional de Salud registraba 371 lesionados por pólvora pirotécnica, 137 de los cuales son menores de edad y 14 estaban bajo custodia de un borracho.

Y es que todo artefacto de pólvora puede generar incidentes como incendio o explosión. “Los que más frecuentemente causan los incidentes son los de fabricación artesanal o almacenamiento, transporte, uso y manipulación clandestina o irresponsable”, explica el sargento Alarcón y allí se incluyen los famosos totes y las luces conocidas como “chispitas mariposa”.

Carlos Román Herazo, cirujano plástico reconstructivo y estético del Hospital Infantil Napoleón Franco Pareja - Casa del Niño, institución que forma parte de la red de prestadores de Coosalud EPS, explica que la pólvora es peligrosa para cualquier persona y, particularmente, para los niños porque manipularla puede causar quemaduras por la llama en sí y por la explosión.

Las quemaduras son más frecuentes en las manos, pero también hay lesiones en el rostro e incluso pérdida ocular por pólvora en niños, de acuerdo con el doctor Román.
Sanciones para los padres

Gerson Bermont, director de Promoción y Prevención del Ministerio de Salud y Protección Social, explica que la ley colombiana contempla sanciones para los padres que les den pólvora a sus hijos.

“La Ley de Infancia y Adolescencia establece claramente las sanciones de cuando una madre, un padre, no tiene la capacidad de cuidar de forma adecuada a sus hijos y puede perder la potestad del cuidado de sus hijos tras una investigación del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, que también se vuelve una querella policiva”, menciona el funcionario.

Y como mensaje para los padres y madres de familia en esta fecha, Bermont añade: “Cómpreles ropita a sus hijos, cómpreles juguetes y no malgaste la plata en un elemento que puede llevar dolor y tristeza a su casa, cuando usted vea a su hijo quemado en una unidad de cuidados intensivos”.

¿Qué hacer?

A propósito de explosiones y quemaduras, ¿sabemos qué hacer y qué no en caso de una?

“Lo primero que hay que hacer al momento de producirse la lesión por pólvora es alejar al niño o al adulto del artefacto si este todavía se encuentra encendido; luego, aplicar agua limpia abundante, tapar la zona afectada con una toalla húmeda y limpia. Si la ropa que lleva puesta el niño o el adulto se enciende, primero, se debe apagar con agua o un extintor cuyo uso sea específico para este tipo de llama y retirarla inmediatamente. En caso de no contar en forma rápida con ninguno de estos, la persona se puede tirar al piso y dar vueltas sobre sí misma mientras otra la cubre con una manta. Por último, el lesionado debe ser llevado a su centro de salud más cercano”.

De acuerdo con el doctor Román, “no se debe aplicar ninguna sustancia o líquido diferente al agua, ni usar extintores que no estén indicados en este tipo de llamas; no usar agua sucia o contaminada. Es muy importante que la persona que preste los primeros auxilios trate de no entrar en pánico pero se debe actuar rápido, pues de esta forma se toman malas decisiones que empeoran la situación”. Lee también: 4 consejos para que tu mascota no sufra con los estallidos de pólvora

  NOTICIAS RECOMENDADAS