Salud


Pocos latinoamericanos se preocupan por la higiene de la nariz

Los estudios muestran que muchas enfermedades comienzan en la nariz y las vías respiratorias superiores.

REDACCIÓN SALUD

14 de junio de 2021 04:55 PM

La pandemia de COVID-19 destacó la importancia de la higiene de manos para prevenir la infección por coronavirus. Sin embargo, otra parte del cuerpo a la que se recomienda prestar atención es a la nariz, pues los médicos señalan que la vía aérea superior de la nariz es el principal sitio de infección viral en el cuerpo, donde se aloja el 90% de la carga viral localizada en la nariz y vías respiratorias superiores.

Según una encuesta reciente realizada con 1209 personas en la plataforma Toluna Insights, se mostró que solo el 5,45% de los latinoamericanos cree que la nariz es el sitio más susceptible de infección en el cuerpo humano. La mayoría (48%) ve las manos como el principal sitio de diseminación de la infección, seguidas de la boca (26%) y las uñas (13%). Las únicas dos partes del cuerpo que se consideraron menos importantes que la nariz para las infecciones fueron los genitales (0.7%) y el estómago (2,9%).

Los estudios muestran que muchas enfermedades comienzan en la nariz y las vías respiratorias superiores, como por ejemplo infecciones de los senos nasales, resfriados, gripe, alergias, asma, entre otras. Además, de que las personas no se enferman por medio de las manos, sino al tocarse la boca, nariz y ojos con las manos sucias.

Los datos de la investigación de Xlear están alineados con estos resultados, ya que el 42% de los latinoamericanos señaló que lavarse la nariz es menos importante para la higiene y proteger el cuerpo contra infecciones virales, un número mayor en comparación con lavarse la cara (19 %) y las manos (3.4%).

Para el doctor Gustavo Ferrer, quien lleva gran parte de su trayectoria profesional en las áreas de investigación y en la formación de médicos, y quien es también un defensor de la higiene nasal, lavarse la nariz puede ayudar a prevenir el ataque de virus. “El acto de lavarse la nariz es importante y puede ayudar a evitar que el virus se propague más allá de la nariz y las vías respiratorias superiores a los pulmones, lo que aumenta la posibilidad de infectarse”, dice Ferrer.

  NOTICIAS RECOMENDADAS