Salud


Por salud, protéjase de la contaminación ambiental

El material particulado está en nuestro entorno y transporta material peligroso para el cuerpo, como metales pesados, compuestos orgánicos o virus.

IVIS MARTÍNEZ PIMIENTA

06 de marzo de 2020 12:00 AM

Cada vez que salimos a la calle nos enfrentamos al material particulado, constituido por residuos muy pequeños, producidos principalmente por los vehículos pesados que utilizan diésel como combustible, y que transporta material muy peligroso para el cuerpo, como metales pesados, compuestos orgánicos y virus. Este, según el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam, es el contaminante con mayor potencial de afectación en el territorio nacional, dañando las vías respiratorias de millones de personas a diario. Hay que anotar que el 82% de estas emisiones son a causa del combustible de los carros, motos, etc, pero el 18% las producen las empresas que despiden contaminantes.

Lo respiramos a diario

Entre las zonas con menos calidad de aire en Colombia están Bogotá y la región del Valle de Aburrá, pero también lugares de la Costa Caribe como la Jagua de Ibirico y El Paso, en el Cesar. En el caso del Valle de Aburrá, hay alta contaminación, pues “la dinámica de vientos es menor y además se presentan nubosidades (alrededor del valle) por lo cual los contaminantes que se están creando dentro no pueden escapar, se acumulan y se presentan en altas concentraciones”, explica Andrés Pareja López, director científico de la Unidad de Toxicología Invitro de la Universidad CES.

Un estudio de CAPS señala que en el mundo existen unas 100.000 sustancias químicas y entre ellas unas 4.000 y 8.000 están bajo sospecha de toxicidad. Expertos relacionan la contaminación de todas estas fuentes mencionadas, con fibromialgia (enfermedad que se caracteriza por un dolor muscular crónico de origen desconocido), alteraciones genéticas, tumores, fatiga crónica y trastornos de la reproducción y endocrinos.

¿Qué hacer?

En materia ambiental en Colombia, las autoridades buscan disminuir las fuentes de emisión (de ahí nace el Pico y Placa), pero desde nuestra individualidad, hay alternativas para tratar de cuidarnos. Según Andrés Pareja López, en cuanto a la piel, “no solo las mujeres, sino los hombres, deben hacerse a diario una limpieza facial”. Además recomienda:

- Cuidarse las vías respiratorias con el uso de tapabocas y solución salina nasal, por lo menos para limpiar las vías aéreas.

- Cuidarse los ojos utilizando gotas o lágrimas artificiales al llegar a casa, para refrescar estos órganos.

- Hacer una limpieza facial y general para que de esta manera no estemos tanto tiempo con los contaminantes encima, por lo menos en la parte externa de nuestro cuerpo.

Recuerde que las mujeres embarazadas, niños y adultos mayores son quienes más sufren las consecuencias de la contaminación, pero todos estamos expuestos.

En riesgo
Según la Organización Mundial de la Salud, la contaminación atmosférica urbana aumenta el riesgo de padecer enfermedades respiratorias agudas, como la neumonía, y crónicas, como el cáncer del pulmón y las enfermedades cardiovasculares.