Preeclampsia, mejor lejos del embarazo

08 de mayo de 2018 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

En Colombia, según cifras del Ministerio de Salud, mueren 67.7 mujeres por cada 100.000 nacidos vivos, debido a causas asociadas a la maternidad.
Pese a los esfuerzos, aún muchas mujeres tienen problemas durante su gestación, específicamente con la preeclampsia, cuyos casos pueden ser letales.

¿Qué es la preeclampsia?
La preeclampsia es un trastorno hipertensivo que solo se presenta en el embarazo y se asocia a daños en órganos como el hígado, los riñones o el corazón en la mujer gestante.

Según un estudio publicado por la Universidad CES de Pasto, la edad promedio de las pacientes que presentan este diagnóstico es de 23.2 años, mientras que el tiempo de embarazo es de unas 36.4 semanas. Aunque resulte extraño, casi la mitad de las embarazas con esta situación no recibe control prenatal adecuado, siendo la causa más común el vivir en zonas rurales.

¿Por qué se origina?
Según estudios alrededor del mundo, algunas de las mujeres que presentan preeclampsia han presentado obesidad, debido a malos hábitos alimenticios, como el consumo exagerado de carbohidratos y sal. También, hay riesgo si la mujer está en los extremos de las edades para iniciar un embarazo, es decir, ser adolescente o superar los 35 años de edad.

En cuanto a la mujer del área rural, aún trata estas complicaciones empíricamente, con brebajes o no le presta demasiada atención, lo que preocupa.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que en América Latina una cuarta parte de las muertes maternas están relacionadas con trastornos hipertensivos durante el embarazo.

“Sus causas son desconocidas, pero sabemos que está asociada con una alteración en todos los fenómenos de formación e implantación de la placenta en el cuerpo de la mujer. Además, como producto de los cambios relacionados con interacción de la placenta con el organismo, se generan sustancias que el sistema cardiovascular no tolera y se produce la hipertensión”, explica Mauricio Herrera Méndez, jefe del departamento de medicina materno fetal de Clínicas Colsanitas.

Síntomas
Los signos de preeclampsia aparecen disimuladamente,  pero hay que estar atentos si por ejemplo hay un aumento de peso considerablemente en muy corto tiempo, hinchazón, o que las cifras tensionales aumenten.

En caso que ocurra la hipertensión, se debe realizar hospitalización de urgencia y continuar con un embarazo vigilado.

La preeclampsia no se puede prevenir, pero una vez se presente, la atención oportuna y eficaz permitirá evitar un estado severo y disminuir el impacto sobre la salud de la mamá y la del bebé. 

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Salud

DE INTERÉS