Salud


Protéjase de los virus comiendo mejor

Expertos indican que sí existe una relación entre la disfunción metabólica y la vulnerabilidad de algunas personas frente al COVID-19.

IVIS MARTÍNEZ PIMIENTA

08 de octubre de 2020 12:00 AM

La alimentación es la mejor manera de preparar a nuestros cuerpos para luchar contra los virus, la superposición entre la disfunción metabólica y vulnerabilidad frente al COVID-19 es imposible de ignorar”, comienza la endocrinóloga Mariela Glandt, que recién publicó un libro al respecto.

Ella habla de disfunción metabólica, o trastornos, que ocurren cuando hay reacciones químicas anormales en el cuerpo, que interrumpen el proceso metabólico. Cuando esto pasa, es posible que la persona tenga demasiadas o muy pocas sustancias que su cuerpo necesita para mantenerse saludable. Algunas enfermedades, como la diabetes o la obesidad, son responsables de estos trastornos.

¿Qué es el metabolismo?

El metabolismo es el proceso que usa el organismo para obtener o producir energía por medio de los alimentos que ingiere. “La comida está formada por proteínas, carbohidratos y grasas. El cuerpo descompone los alimentos en azúcares y ácidos y el organismo puede utilizar esta energía de inmediato o almacenarla en tejidos corporales, como el hígado, los músculos y la grasa corporal.

“Un trastorno metabólico ocurre cuando hay reacciones químicas anormales en el cuerpo que interrumpen este proceso”, añade la experta endocrinóloga.

Las enfermedades metabólicas se caracterizan primordialmente por un exceso en la ingesta de azúcar, carbohidratos y aceites vegetales. “La comida rápida chatarra es la gran culpable de las malas costumbres alimenticias de tantos países occidentales, que ven aumentar la obesidad en su población”, continúa la doctora.

Ella recomienda

Alimentos de la dieta cetogénica como:

-Comida real baja en carbohidratos.

-Carne, pescado, huevos, verduras.

-Grasas naturales como mantequilla o aceite de oliva.

- Pollo.

- Lácteos.

- Frutos secos.

- Bayas.

La expertta recomienda suspender la comida basura sin nutrientes, esa comida procesada llena de azúcar y aceites vegetales; asimismo las gaseosas y zumos de fruta (también los naturales).

Las frutas como el banano, con alto índice de azúcar también se deben evitar.

“Con respecto al nuevo coronavirus, aún se están investigando todos los elementos en juego, pero lo que es seguro es que la resistencia a la insulina y la obesidad son grandes destructores del sistema inmune”, dice finalmente la endocrinóloga.