Salud


Coronavirus: que el miedo a contagiarte no te enferme

El miedo puede ser un aliado para mantenernos alerta en condiciones amenazantes, pero ojo: no dejes que te paralice en tiempos de coronavirus.

LAURA ANAYA GARRIDO

27 de marzo de 2020 09:15 AM

La pandemia de COVID-19 tiene nuestras redes sociales inundadas de noticias y de información, muchas veces poco alentadora. Y, por si no bastara con nuestros entornos virtuales, en las conversaciones diarias parece no haber ningún tema que le arrebate el protagonismo que tristemente se ha ganado el nuevo coronavirus, con más de 529.000 contagios y más de 23.900 muertos a cuestas en 191 países hasta ayer.

La psicóloga Diana Gómez nos cuenta que el miedo es una herramienta de nuestro organismo que garantiza, en cierta forma, nuestra supervivencia: cuando tenemos miedo estamos en alerta y podemos reaccionar más rápido ante algunas amenazas, pero cuando ese miedo se convierte en pánico y se sale de control, no nos ayuda sino que nos incapacita, nos induce al error o a tomar precauciones completamente inútiles y puede llegar a enfermarnos. [Infografía] 491 casos, 6 muertes: los datos de la evolución del coronavirus en Colombia

Esa es la razón por la que es tan importante controlar el temor en estos tiempos de coronavirus.

1. ¿Cómo afecta una pandemia a nivel psicológico?

- Muchos de los problemas que nos afligen en situaciones de pandemias tienen su origen en el miedo en sus múltiples expresiones. Como en todas las crisis lo que más nos afecta es la sensación de incertidumbre y falta de control. El hecho de no tener absoluta claridad sobre cómo evolucionará el COVID-19, que impacto real tendrá no solo en cuanto a la salud pública, sino en nuestras vidas, en nuestros proyectos a corto, mediano y largo plazo, efectos económicos, sociales, etc, es lo que dispara la mayor parte de pensamientos disfuncionales que activan el temor. A nivel psicológico el estímulo (en este caso la pandemia), lo que hace es activar diferentes estrategias de afrontamiento que nos permitan adaptarnos a la situación amenazante; sin embargo, el miedo es adaptativo, humano, natural y puede llevar a protegernos; la dificultad está cuando se vuelve desproporcional, y nos paraliza, nos bloquea o nos lleva a desarrollar comportamientos totalmente disfuncionales. Cuando la emoción le gana a la razón, el miedo se vuelve el centro y su contagio (del miedo) se hace incontrolable.

2. ¿Cuándo buscar ayuda psicológica?

-En lo que se conoce como el triage psicológico para la intervención en crisis (Colpsip 2020), se requiere una intervención inmediata urgente cuando existe: alteración de la conciencia y de la orientación; agitación psicomotora, ideas y/o conductas suicidas, episodios psicóticos y disociativos, entre otros, (...) pero en el contexto actual, si percibes que tu preocupación por el COVID-19 es de gran intensidad, frecuencia y duración, es decir, si:

- No puedes dejar de pensar en el coronavirus y/o en la preocupación por enfermarte.

- Si todo el tiempo, desde que te levantas, estás buscando información sobre el tema.

- Si se te dificulta o no logras concentrarte en otro asunto; es decir, si estos pensamientos interfieren en tu vida diaria (el miedo te paraliza y no logras desarrollar otras actividades).

- Si todo el tiempo te estás tomando la temperatura, monitoreando constantemente tu cuerpo, buscando alguna señal de alarma. (Lea aquí: ¿Qué tan pronto llegaría la vacuna contra la COVID-19?)

- Si cambia tu ciclo de sueño y/o la alimentación.

Lo más recomendable que busques ayuda de un profesional especializado, para evitar que se agudice el problema.

3. Cómo exteriorizamos ese miedo intenso al contagio?

- Hay a quienes el miedo los impulsa a actuar de manera inadaptativa, a través de comportamientos de discriminación, rechazo, agresión, compras compulsivas, etc, y en otros este miedo activa conductas adaptativas de altruismo, auto y hetero protección, autogestión. Lo ideal es: “Utilizar el miedo sólo como herramienta para motivar rutinas de autocuidado razonables¨.

4. ¿Cómo se controlan las emociones para que no se conviertan en psicosis?

-Con información suficiente, clara y concisa.

-No estar todo el día haciendo un seguimiento pormenorizado en los medios de comunicación de la evolución de la epidemia.

-No monopolizar las conversaciones con el coronavirus

-Tomar las medidas preventivas necesarias y no sobrecargarse con precauciones estériles.

5. ¿Cómo se controlan las emociones para que no se conviertan en psicosis?

- No podemos “controlar” la emoción, podemos darles una mejor “gestión”, especialmente a través del cambio de nuestros pensamientos. Las recomendaciones son:

- Identifique sus pensamientos sobre el tema, cuestiónelos e intente ponerlos a prueba.

- Identifique sus emociones, reconozca si lo que tiene es miedo, rabia, tristeza, valídelas, acéptelas, y permítase dialogarlas con alguien cercano. (Le puede interesar: Consejos prácticos para ahorrar agua aún en cuarentena)

6. La sobreinformación puede alimentar nuestro miedo, ¿cómo hacer para controlar ese aspecto?

- Así es. Debe evitarse la sobreinformación, pero sin desconocer ni negar la realidad: es decir, no se trata de cerrar los ojos e ignorar lo que sucede. Es importante buscar fuentes oficiales para mantenerse informado. La sugerencia es que se escoja solo uno o dos horarios al día para revisar la página de la Organización Mundial de la Salud, la del Ministerio de Salud, del Instituto Nacional de Salud u otras páginas oficiales, y en lo posible no hacerlo en la noche o minutos antes de intentar conciliar el sueño.

TEMAS