Salud


¿Qué pasa si un perro come chocolate?

La proporción de chocolate que coma tu perro lo afectará en menor o mayor medida considerando ciertos aspectos que aquí te contamos.

REDACCIÓN SALUD

25 de octubre de 2021 04:18 PM

Las mascotas no metabolizan algunas sustancias de la forma en la que lo hace el cuerpo humano y la teobromina y la cafeína, están en esa lista.

Así es. El chocolate cuenta con cantidades considerables de teobromina, una sustancia que tu perro no puede metabolizar y que en consecuencia puede causarle una intoxicación, así como problemas circulatorios, complicaciones cardíacas, daños renales y alteraciones en el sistema nervioso.

El nivel de toxicidad del chocolate que come un perro por accidente o por desconocimiento de sus amos, dependerá siempre de la pureza del mismo. El cacao en polvo o puro tiene cantidades de teobromina mucho más elevadas que el chocolate de leche o el blanco, dice Gabrica.

Dicho esto, los chocolates más dañinos para tu perro, según su grado de toxicidad, son:

El cacao en polvo.

Chocolate para repostería o postres.

Chocolate oscuro o negro.

Chocolate de leche.

Chocolate blanco.

Si presientes que tu mascota ha ingerido chocolate, revisa el empaque. Salvo en el caso del cacao en polvo, la tabla nutricional te indicará qué porcentaje tu perro ingirió la sustancia tóxica y esto podría ayudar a tu veterinario a tratarlo o a manejar la emergencia.

Otro aspecto a considerar es que la proporción de chocolate que coma tu perro lo afectará en menor o mayor medida considerando cosas como su raza, su tamaño y desde luego su peso. (Puede interesarle: Una bomba puede aliviar el dolor por cáncer y usted puede solicitarla)

Si un perro come chocolate, ¿qué pasa?

Lamentablemente, una intoxicación por chocolate no es perceptible de inmediato. Si llegas a casa y descubres que tu perro ha estado haciendo travesuras y robó la golosina, te aconsejamos actuar cuanto antes, sin esperar a la aparición de los síntomas.

En caso de que ignores por completo el incidente, podrías notar la aparición del malestar unas 6 o 12 horas luego de que tu perro haya ingerido chocolate. Debes actuar rápido, pues dependiendo de la edad de la mascota y de su salud cardiovascular, la intoxicación puede ser letal.

Síntomas de intoxicación leve

Algunos de los síntomas que podrían indicarte si tu mascota comió o no una golosina achocolatada, son:

Aparición de vómitos.

Diarrea.

Malestar estomacal en general.

Fiebre.

Agotamiento y decaimiento.

Bebe mucha más agua.

Orina con más frecuencia.

Aumenta el ritmo cardíaco.

Jadeos y dificultad para respirar.

Hinchazón.

Alteración del carácter, especialmente porque la mascota se comporta intranquila.

Síntomas de intoxicación grave

Dependiendo de la cantidad de teobromina que ingiera el perro, el caso de intoxicación puede presentar complicaciones.

Como dijimos antes, el tamaño de la mascota, así como su peso, agrava las cosas, poniendo en una posición más vulnerable a las razas chicas. Ciertos perros senior de más de 7 años de edad, también podrían estar en riesgo, en especial si hay problemas cardiovasculares.

Un caso grave de intoxicación por chocolate puede ocasionar:

Arritmias.

Convulsiones.

Ataques epilépticos.

Contracciones abdominales.

Hipertensión.

Pancreatitis.

Hemorragias internas.

Coma.

En el peor de los casos y si no se atiende a tiempo la emergencia: muerte.

Mi perro comió chocolate, ¿qué le puedo dar?

Si intuyes que tu perro comió chocolate y logras comprobarlo, lo ideal es acudir al veterinario cuanto antes o llamar a tu médico de confianza. Deberás tener a la mano datos como el peso del animal, las características del chocolate que comió y qué cantidad supones que ingirió.

Solo el veterinario puede determinar la gravedad del caso y cómo proceder ante él, aplicando ciertos métodos en consulta, así como recetando una dieta especial y un tratamiento. ¿Te gustaría recibir en tu celular las noticias más importantes del día? Da clic aquí y escríbenos a Whatsapp.

Reciba noticias de El Universal desde Google News
  NOTICIAS RECOMENDADAS