¿Quieres tomar somníferos?

14 de junio de 2018 03:45 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Si por más que sigues los consejos habituales para poder dormir bien como fijar horarios de sueño regular, evitar la cafeína, hacer ejercicio periódicamente, no estar frente a pantallas brillantes antes de acostarse y controlar el estrés; llevas semanas sin lograr dormir bien por las noches ¿será el momento de tomar algún somnífero de venta libre?
Expertos del Centros para el Tratamiento de Trastornos del Sueño de Mayo Clinic tienen algunas recomendaciones para aquellos que están pensando en tomar medicamentos para mejorar el sueño.

Los somníferos no son remedios milagrosos
Este tipo de medicamentos de venta libre pueden ser eficaces para una noche de insomnio esporádica. Sin embargo, existen algunas advertencias a considerar.
La mayoría de ellos contienen antihistamínicos. La tolerancia a los efectos sedantes de los antihistamínicos puede metabolizarse con rapidez, de modo que cuanto más tiempo los tomes, es menos probable que te den sueño más adelante.

Además, algunos pueden hacerte sentir “atontado” y mal al día siguiente, el llamado “efecto de resaca”.
De igual manera, pueden producirse efectos al combinarlos con otros medicamentos y aún queda mucho por investigar sobre la seguridad y la eficacia de los somníferos de venta libre.

Precauciones importantes
-Consultar con el médico primero. No se necesita la aprobación del médico para tomar un somnífero de venta libre, pero es buena idea consultar si pueden mezclar con otros medicamentos o afecciones preexistentes, así como determinar la dosis que corresponde según cada paciente. Además, los somníferos presentan riesgos para las mujeres que están embarazadas o amamantando, y pueden suponer riesgos para las personas de más de 75 años, como el de sufrir un accidente cerebrovascular.

-Considerar las precauciones. La difenhidramina y la doxilamina no se recomiendan para las personas que padecen glaucoma de ángulo cerrado, asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, apnea del sueño, enfermedad hepática grave, obstrucción en el aparato digestivo o retención urinaria. Además, estos medicamentos no se recomiendan para adultos mayores, porque pueden aumentar el riesgo de demencia, y también pueden causar varios efectos secundarios, como confusión, alucinaciones, sequedad de boca, visión borrosa, estreñimiento, náuseas, sudoración alterada, incapacidad para vaciar completamente la vejiga (retención urinaria) y frecuencia cardíaca rápida (taquicardia).

-Tomarlos con calma. Son una solución temporal para el insomnio. En general, no deben tomarse por más de dos semanas.

-Evitar el alcohol. Nunca mezcles alcohol con somníferos. El alcohol puede aumentar los efectos sedantes de los medicamentos.

-Tener cuidado con los efectos secundarios. Al tomar somníferos, no se debe conducir o realizar actividades en las que la persona deba mantenerse alerta.

Dormir bien por la noche es bueno para todos y los medicamentos para el sueño de venta libre pueden ser una ayuda temporal. Si continúas con problemas para dormir, consulta con tu médico. Además de algunos cambios en tu estilo de vida, es posible que el médico te recomiende hacer terapia conductual para ayudarte con nuevos hábitos de sueño y te dará algunos consejos para lograr que el lugar donde duermes sea más propicio. En algunos casos, se puede recomendar tomar durante un período corto somníferos de venta bajo prescripción.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Salud

DE INTERÉS