Sarampión en tiempos de COVID-19: no es hora de bajar la guardia

01 de julio de 2020 11:59 AM
Sarampión en tiempos de COVID-19: no es hora de bajar la guardia
El sarampión es una enfermedad viral, cuyo principal síntoma es un sarpullido rojo.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Hasta 2014, las campañas masivas de vacunación habían cumplido su cometido: en Colombia no había casos de sarampión. En 2018, con la llegada de migrantes no vacunados, hubo 40 casos, se tomaron medidas y la situación se controló. En lo que va de este año, el país tiene un caso confirmado, pero las autoridades temen que el aumento de pacientes con sarampión se convierta en una especie de efecto colateral del coronavirus. “El riesgo que volvamos a tener más casos depende de que se pueda subir la cobertura de la vacuna triple viral (sarampión, rubéola y paperas) en los niños de un año y su refuerzo a los 5 años”, explica Silvia Bello, gerente de inmunización de Compensar. El problema es que muchas personas han dejado de vacunarse y de vacunar a sus hijos por miedo a exponerse al nuevo virus. (Le puede interesar: Alerta en Colombia por nuevos brotes de sarampión)

“Teniendo en cuenta que en este momento de contingencia por el COVID-19, se han implementado medidas que no facilitan el acceso masivo a los servicios de vacunación, vale decir la cancelación de eventos masivos (ferias de salud por ejemplo), medidas de distanciamiento social, situaciones especiales de salud que recomiendan quedarse en casa; nos enfrentamos a un ritmo de atención mucho menor al habitual, lo que impacta el nivel de cobertura de vacunación en la población”, añade la doctora Bello y advierte que la población debe tener en cuenta que se han establecido todas las medidas de bioseguridad que permiten mantener la vacunación como un procedimiento seguro, y que deben acudir lo más oportunamente posible a vacunarse. “Es importante seguir y aplicar estas recomendaciones; no dejar de vacunarse y mantener al día los esquemas de vacunación, especialmente de los niños menores de 6 años, las gestantes, los mayores de 60 años y la población con enfermedades crónicas que estén estables”. A continuación, la doctora Bello resuelve 3 dudas sobre el sarampión y la vacunación en pandemia:

1. ¿Qué precauciones debo tener para reducir la posibilidad de contagiarme si voy a vacunarme?

- Son las acciones fundamentales de siempre frente a la prevención de contagios para enfermedades transmisibles como el COVID, sarampión, influenza: el lavado de manos, hábitos saludables como una buena hidratación, ejercicio y descanso adecuado y ante sintomatología respiratoria el uso de la etiqueta de la tos: uso de tapabocas, cubrirse con el codo la boca y nariz al toser sin protección. En tiempos de COVID, uso permanente de tapabocas con práctica correcta cubriendo nariz y boca, colocarlo previo lavado de manos, uso diario mientras se mantenga seco o cambiarlo si se humedece, el lavado o higienización de manos con alcohol frecuentemente, evitar tocarse la cara, mantener la distancia social.

La población más afectada por el sarampión históricamente ha sido: niños menores de 5 años y adultos de más de 30; menores desnutridos y con déficit de vitamina A; personas inmunosuprimidas, incluyendo VIH, y mujeres embarazadas.

2. ¿Un paciente con sarampión podría enfrentar un caso de COVID-19 más grave de lo habitual?

-La simultaneidad de enfermedades pondrá en más riesgo a una persona, ya hemos tenido casos complicados de COVID-19 e influenza, por lo que la posibilidad simultánea de sarampión y COVID puede existir y podría considerarse como de alto impacto para la salud de la persona, teniendo en cuenta que intervienen muchos factores personales y de acceso al servicio de salud que afectan el curso y desenlace de la enfermedad.

3. ¿Qué precauciones deben tomar, por ejemplo, las mamás cuando van a llevar a sus bebés a vacunarse?

• No estar expuestas a contacto con personas infectadas o en riesgo de COVID-19.

• No presentar síntomas asociados a alguna enfermedad aguda infecciosa o no. Se buscará el mejor momento una vez se resuelva la fase aguda de lo que esté presentando.

• Utilizar los elementos de protección personal como el tapabocas

• Atender las medidas de bioseguridad al ingresar a la sede de salud: control de temperatura, higienización, distanciamiento social.

• Seguir las instrucciones del personal salud.

¿Qué es el sarampión?

El sarampión es una enfermedad causada por un virus, se desarrolla en el ser humano, es ​muy contagiosa y ​​se transmite de persona a persona al inhalar pequeñas gotas de secreciones respiratorias, expulsadas por una persona contagiada, al hablar, toser o estornudar.

El sarampión se puede complicar con neumonía, infecciones del oído, diarrea y encefalitis que pueden llevar a la muerte. La infección también puede llevar a complicaciones graves en las gestantes e incluso ser causa de aborto o de parto prematuro.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Salud

DE INTERÉS