Salud


Sí puedes modificar tus genes

IVIS MARTÍNEZ PIMIENTA

07 de julio de 2018 12:00 AM

Cuando se trata de cáncer hay demasiados factores que confluyen. Pese a que la causa suele ser genética, personas sin antecedentes pueden enfrentarse a un diagnóstico de cáncer. Asimismo, puede aparecer a partir de algunos virus (Esófago de Barrett, presencia de hepatitis B o C, entre otros) o a raíz de malos hábitos.

Siempre se nos habla de que estos factores de riesgo se pueden reducir, y además que los tratamientos están evolucionando de manera positiva contra el cáncer. Y es así.

Pese a lo que creeríamos, ¡incluso nosotros mismos podemos modificar nuestros genes! Así lo explicó durante el pasado encuentro Roche Press Day el especialista argentino Ricardo Álvarez, director médico de investigación de cáncer y oncólogo en los Centros de Tratamiento de Cáncer de América.

Álvarez es reconocido en Estados Unidos gracias a sus contribuciones en el manejo multidisciplinario del cáncer de mama, particularmente en  cáncer de mama inflamatorio.

1- Nutrigenómica
Ya existen investigaciones sobre nutrigenómica.
La nutrigenómica, o el efecto que los nutrientes ejercen sobre el genoma, estudia el hecho de que los alimentos que tomamos pueden modular la expresión de determinados genes.
Y el investigador Ricardo Álvarez afirma que adquirir una nueva cultura tiene un efecto adverso sobre nuestros genes, poniendo como ejemplo a personas hispanas.

“A 10 años, el efecto protector hispano se diluye con la aculturación. Eso lo vemos mucho en las poblaciones “chicanas” (estadounidenses de ascendencia mexicana), que están en el borde de Estados Unidos con México. Se ve a niños de 14 o 17 años con Diabetes tipo 2, y esta enfermedad comúnmente la padecen personas de 60 a 70 años. Debido a la cultura de ellos, puede decirse que su genética tiene capacidad de adaptación muy baja (a la nueva alimentación, toda esta comida rápida americana) y por eso sufren las consecuencias”, explica el experto.

2 - Podemos cambiar nuestros genes
Álvarez afirma que a través de cambios en los hábitos como la dieta y el ejercicio, podemos modificar nuestros genes.
“Sobre los preceptos que antes teníamos de que los genes eran una cosa que la teníamos inmodificable y desgraciadamente eso de ‘tenemos genes buenos y genes malos’, hoy en día podemos decir y sabemos que esos genes se pueden modificar y ¡con cambios de hábitos! El más común es el de fumar. Hay una gran cantidad de cambios moleculares y desaceleración de genes cuando dejamos de fumar”, afirma.
El oncólogo Álvarez se basa en investigaciones como “The gene” (de Siddhartha Mukherjee), que explica el comportamiento de los genes.

3- Los genes son inducibles
Cuando se habla de genes inducibles, se habla de que la presencia de una sustancia (un inductor) en el medio ambiente, enciende la expresión de uno o más genes. Y esto se usa en contra del cáncer.

“La mayoría de los genes son buenos: nos ayudan a que las células proliferen, a tener nuevas funciones. Por otro lado, el cáncer es un crecimiento no controlado, no programado y que no se puede frenar, que hace parte de un grupo pequeño de esos genes. Tenemos casi 3.000 distintos tipos de genes pero 300 solamente son los que están involucrados en la progresión del cáncer”.

Afirma que pronto habrán 300 drogas para atacar cada tipo. “ Y eso que recién empezamos en los últimos 3 años. Hoy vemos que podemos controlar unos 40 a 50 genes con los nuevos fármacos que tenemos”.

4 - Medicina personalizada, de precisión
Los oncólogos del mundo se están centrando en medicina personalizada, también llamada tratamiento de precisión.
El tratamiento individualizado o de precisión, “básicamente significa que nosotros le vamos a tratar un defecto particular a los tumores. Hoy nos importa más el tipo de genética del tumor, pues podemos tratar a quienes sufren distintos tipos de cáncer con las mismas drogas, siempre y cuando compartan la misma alteración genética”, refiere el investigador.
La inmunoterapia ya empezó con el trabajo, siendo que en el cáncer de pulmón, de vejiga, el linfoma, y en el melanoma, la primera línea terapéutica es la inmunoterapia.

                                                            ***
El Roche Press Day, que tuvo lugar en Cali desde el 3 hasta el 5 de julio, abordó, como cada año, importantes temas de salud para la comunidad Latinoamericana.
Esta vez se analizaron desde distintas perspectivas el cáncer de mama, el ELA y la hemofilia. Especialmente se abordó la importancia de la colaboración multisectorial para afrontar las barreras de acceso a la salud en la región, a través de varias actividades, con foco central en el cáncer.

Entre los especialistas invitados estuvieron el mencionado oncólogo Ricardo H. Álvarez, Daniel Ciriano, director médico de Roche América Latina; César Garrido, miembro de la Junta Directiva de la Federación Mundial de Hemofilia; doctor Rolando Camacho, oncólogo y experto internacional en el control del cáncer, asesor de la Unidad Internacional para el Control del Cáncer (UICC), y Ramiro Guerrero, director de PROESA (Centros de Estudios en Protección Social y Económica de la Salud).

Las actividades incluyeron un panel de discusión dinámico presentado por la agencia de noticias EFE, en el que participaron instituciones financieras, ONGs, especialistas académicos y funcionarios gubernamentales de Cali.
En el caso de Colombia, las barreras que tienen los pacientes oncológicos en cuanto al acceso a la primera cita especializada, al tratamiento y a los medicamentos adecuados, siguen siendo la preocupación fundamental de los expertos.

  NOTICIAS RECOMENDADAS