¿Sufre de sudoración excesiva? 8 recomendaciones para controlarla

26 de agosto de 2019 04:28 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

En Colombia, la prevalencia de sudoración excesiva es similar que en el resto del planeta; se calcula que alrededor de un 3% de la población lo padece, por lo tanto, es equivalente a más de un millón de personas.

Según lo explica la Dra. Mónica Novoa Candía, dermatóloga pediatra, la incidencia de ésta varía según las regiones del mundo; por ejemplo, en países de Europa, Asia y América oscila del 4 al 12%.

La transpiración es un proceso esencial de refrigeración corporal que protege al cuerpo humano del aumento de la temperatura, permitiendo, el desempeño normal de cada individuo. Si lo anterior presenta alguna alteración, es posible que se origine la sudoración excesiva, que se caracteriza por el incremento del sudor, el cual es superior a lo que se requiere para mantener la temperatura corporal.

Los síntomas pueden variar si la sudoración es primaria o secundaria; generalmente el incremento de la humedad del cuerpo es más focalizado en la primaria, afectando principalmente las axilas, palmas, plantas, ingle y región facial, mientras que, en la secundaria, el aumento es más generalizado comprometiendo áreas más extensas del cuerpo.

Por otro lado, esta condición esta mediada por factores físicos como el ejercicio, el calor, ropa abrigada, o en materiales que no dejan transpirar; sin embargo, también está sujeta a factores psicológicos como el miedo o el estrés.

“Cabe anotar que, según el grado de severidad de la sudoración excesiva, el paciente puede tener un compromiso emocional, que puede limitar sus relaciones sociales, en el trabajo, en el colegio y /o con sus parejas”, comentó el Dr. Juan Raul Castro Ayarza, dermatólogo de la Universidad Nacional de Colombia.

La Dra. Novoa explica que el trastorno de la sudoración excesiva en algunos pacientes, especialmente en preadolescentes, puede tener un componente genético relevante dado que puede heredarse de sus padres. Así mismo, enfatiza en la importancia de educar a quienes lo padecen y a sus cuidadores, respecto al control del peso, ya que, pacientes con un índice de masa corporal elevado (sobrepeso u obesidad) tienen mayor probabilidad de padecer esta condición.

Pensando en lo anterior, se recomienda tener en cuenta estos siguientes consejos.

1. Evitar estímulos que activen el sistema nervioso simpático, (el cual aumenta la sudoración) como: la ingesta de pimienta, ajo, jengibre, sal en exceso, ají y carbohidratos.

2. El aseo diario y el uso de ropa adecuada con materiales como el algodón, la seda y el lino.

3. Evitar el uso de prendas con materiales sintéticos y poliacrílicos.

4. En días húmedos o calurosos, se recomienda el cambio de ropa de 1-2 veces al día.

5. Mantener un adecuado peso y tener una alimentación sana.

6. Consultar a tiempo ante los primeros síntomas y evaluar en conjunto qué alternativas terapéuticas o diagnósticas se deben tener en cuenta para prevenir su progresión.

7. Consultar al médico dermatólogo periódicamente y seguir sus recomendaciones.

8. Identificar las alternativas farmacológicas y no farmacológicas, según el tipo y grado de severidad de la sudoración.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Salud

DE INTERÉS