Tu tiempo y amor mejoran a pacientes con linfoma

05 de octubre de 2018 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Dedícale tiempo” es el nombre de la campaña que es liderada por el Instituto Nacional de Cancerología – ESE (INC), la Liga Colombiana Contra el Cáncer y el Hospital Militar Central de Bogotá, y busca concientizar a la población colombiana sobre las oportunidades de vida y los minutos que pueden brindar a personas con esta patología, a fin de mejorar su salud y bienestar.

La iniciativa también pretende enseñar a los pacientes diagnosticados que su recuperación depende de los momentos de calidad que compartan con su familia y cuidadores, del tiempo que dediquen a su tratamiento, de ese espacio en sus vidas que dispongan para amar, reírse, cuidarse, divertirse, inspirarse y pensar en ellos mismos.
De acuerdo con los expertos, existen dos grandes tipos de linfomas: los Hodgkin y los no Hodgkin, que difieren principalmente en las edades de aparición, en cómo se extienden y en la respuesta que tienen al tratamiento.

Según el sistema de Información de la Agencia Internacional para la Investigación en Cáncer, en Colombia se presentan cerca de 3.590 casos de linfoma Hodgkin y linfoma no Hodgkin, es decir 7,9 casos por cada 100.000 habitantes.

En la mayoría de los casos no hay una causa conocida para la aparición del linfoma; sin embargo, existen factores de riesgo que pueden generar a que esto suceda.
Según el doctor Leonardo Enciso, hematólogo del INC, estos son: “tratamiento previo con quimioterapia o radioterapia, haber tenido una enfermedad llamada mononucleosis, estar infectado con un virus llamado virus linfotrópico de células T humanas (HTLV) y/o el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), y, en algunos casos, cuando hay hermanos o padres que tengan la patología; pero esto normalmente no ocurre”.

Los síntomas del linfoma pueden variar, dependiendo de su tipo. El más común es la presencia de un ganglio linfático agrandado que se siente como una bolita que no duele y aparece en zonas como el cuello, el pecho, la axila, el abdomen o la ingle.

Entre otras señales de alarma están la tos y dificultad para respirar, fiebre, cansancio, sudoración en las noches, pérdida del apetito, pérdida acelerada de peso, sarpullido y dolor en los ganglios linfáticos después de tomar alcohol.

“Reconocer a tiempo los signos puede impactar de manera positiva en un diagnóstico y tratamiento oportuno de la enfermedad”, menciona Javier Godoy, especialista en hemato-oncología del Hospital Militar Central. Actualmente, para detectar el linfoma, se realizan procedimientos que involucran a diferentes especialistas. Tales como realización de la historia clínica, examen físico, biopsias, mielograma y biopsia de médula ósea, radiografía de tórax, tomografía computarizada, ecografía, entre otros.

Una vez los pacientes reciben la confirmación de su diagnóstico, comienza su carrera por la vida, en la que el tiempo no está en su contra, sino que es vital para su recuperación. La selección de su tratamiento depende del tipo de linfoma y del estadio -fase de la enfermedad- en que se encuentren. No obstante, los procedimientos más usados son la espera vigilante, la radioterapia, la quimioterapia, la terapia dirigida y la terapia biológica.

“Los índices de supervivencia después del tratamiento son altamente positivos, si los pacientes realizan sus chequeos médicos con constancia, adquieren buenos hábitos alimenticios y una rutina de ejercicio; esto es clave para que preserven su salud. Y, algo muy importante, ellos deben dedicarse tiempo de calidad, puesto que es la mejor inversión que pueden hacer para sí mismos”, puntualiza el doctor Enciso.

 Linfoma Hodgkin:
- Se origina más frecuentemente en los ganglios linfáticos de la parte superior del cuerpo (el cuello, el tórax o parte cercana a las costillas).
- Pocas veces invade el torrente sanguíneo y se propaga a otras partes del cuerpo.
- Es más fácil de curar que otros tipos de cáncer.
-  Tiende a propagarse por los vasos linfáticos de un ganglio a otro ganglio.

Linfoma no Hodgkin:

-Más frecuente en hombres que en mujeres y en personas jóvenes, entre los 20 y los 40 años.
-Puede aparecer en cualquier parte del cuerpo.
-Su crecimiento suele ser muy rápido, aunque existen muchos tipos de linfomas no Hodgkin, algunos con comportamientos menos agresivos que otros. 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Salud

DE INTERÉS