Un queso para cada comida

30 de octubre de 2015 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El queso puede resultar el acompañamiento perfecto de muchas comidas, incluso puede ser el ingrediente principal. El secreto está en conocer cada tipo, pues su textura y sabor, además de diferenciarlos, los califica para distintas recetas, así usted tendrá un alimento saludable en su mesa.

Queso blanco: se le dice así por su color proveniente de la leche fresca. Es el queso que se consume en muchos países hispanoamericanos, es de sabor fresco, textura suave  y no tiene proceso de maduración o refinado.

Se consume, como su nombre lo indica, fresco en cubos, tajado, rallado, idealmente en sopas, ensaladas, diferentes preparaciones de sal o combinado con dulces y frutos en almíbares. En Colombia es el perfecto acompañante de los desayunos con pan, tostadas o la reconocida arepa.

Mozzarella: es un tipo de queso originario de la cocina italiana con delicado sabor lácteo, suave y de textura levemente elástica. Se consume entero, tajado o en cualquier presentación. Es ideal para preparar pizzas, sándwiches y gratinados. También para acompañar postres, dulces y frutos o vegetales en almíbar.

Cheddar: es un queso rico en grasa, sabor a nueces y éste se acentúa fuerte con la madurez. Su textura es suave y firme y se vuelve grumosa con el tiempo. Usualmente es dorado, pero también se encuentra en blanco. Se consume tajado, rallado, en cubos o bastones. También va bien como acompañante de sopas, ensaladas, platos calientes, salsas y otras preparaciones.

Queso azul: queso maduro de corteza suave, pastoso, ligeramente húmedo, con vetas verdes y azules, con intenso sabor amargo y salino, resaltado por los hongos que se armonizan en el paladar. Se puede consumir frío acompañado de frutos secos y miel, ideal para ensaladas y salsas y para preparaciones calientes.

Parmesano: es conocido como el rey de los quesos italianos. Tiene un sabor característico, dulce que sabe a mantequilla y nueces cuando está maduro, con textura granular. Es elaborado a partir de leche, en parte semidescremada, su maduración es de mínimo 10 meses. El parmesano se puede usar para rallar o gratinar o simplemente en cubitos; ideal en pastas, ensaladas frescas y sopas.

Gruyère: queso maduro, seco de pasta lisa, consistente y de carácter fuerte en su corteza. Responde al olfato con una combinación de nueces, frutas frescas y hierbas. De sabor levemente picante mezclado con un toque amargo de aceitunas verdes con sabor astringente. Ideal para fondue, tablas de quesos y sándwiches. Responde muy bien al gratinado.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Salud

DE INTERÉS