Salud


Vacuna de la gripe puede proteger de algunos efectos graves del COVID

Un estudio que analiza datos de pacientes de todo el mundo indica que los no vacunados contra la gripe tienen hasta un 20% más de probabilidades de ingresar en la UCI por COVID.

EFE

14 de julio de 2021 02:09 PM

Estar vacunado contra la gripe antes de haber contraído COVID-19 reduce el riesgo de ictus, sepsis y trombosis venosa profunda, señala la investigación presentada en el Congreso Europeo de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas, celebrado “online”.

El estudio, que analizó los datos de dos grupos, indica que los no vacunados contra la gripe tenían una probabilidad “significativamente mayor”, de hasta un 20 %, de ser ingresados en la UCI.

Además, eran significativamente más propensos a visitar el servicio de urgencias (hasta un 58 % más), a desarrollar sepsis (hasta un 45 % más) o a sufrir un accidente cerebrovascular (58 %) o una trombosis venosa profunda (40 %). (Le puede interesar: 5 etapa de vacunación: personas entre los 35 y 39 años podrán agendarse)

El riesgo de muerte, sin embargo, no se redujo.

El equipo de investigadores destacó que la vacuna contra la gripe no sustituye “en absoluto” a las del COVID-19.

Algunos estudios a pequeña escala ya habían sugerido que la inmunización contra la gripe estacional podía dar protección frente al SARS-CoV-2.

Así, un grupo de científicos encabezado por la Universidad de Miami (EE. UU.) llevó a cabo un análisis retrospectivo de historias clínicas electrónicas de la base de datos de investigación TriNext para establecer dos grupos de 37.377 pacientes de países como Estados Unidos, el Reino Unido, Alemania, Italia e Israel.

Uno de ellos había sido vacunado contra la gripe entre dos semanas y seis meses antes de ser diagnosticados de COVID-19, mientras el segundo no había recibido ese preparado.

Los dos grupos fueron emparejados en función de los factores que podrían afectar al riesgo de COVID-19 grave, como la edad, el sexo, la etnia, el tabaquismo y problemas de salud como la diabetes, la obesidad y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

La investigación comparó la incidencia de quince resultados adversos, entre ellos sepsis, accidentes cerebrovasculares, trombosis venosa profunda, embolia pulmonar, insuficiencia respiratoria aguda, visitas al servicio de urgencias, ingreso en el hospital, en la UCI y muerte, en los 120 días siguientes al diagnóstico de COVID-19.

Aunque no se sabe exactamente cómo la vacuna antigripal proporciona protección contra el COVID-19, la mayoría de las teorías se centran en que refuerza el sistema inmunitario innato, es decir, las defensas “generales” con las que nacemos y que no están adaptadas a ninguna enfermedad en particular. (Le puede interesar también: Alarmante: 41% de los mayores de 50 años en Cartagena no ha ido a vacunarse)

Los autores del estudio afirman que sus resultados “sugieren firmemente” que la vacuna contra la gripe protege contra varios efectos graves del COVID-19, pero añaden que hace falta más investigación con ensayos clínicos para probar y comprender mejor la posible relación.

Además, consideran que en el futuro la vacuna antigripal podría utilizarse para ayudar a proporcionar una mayor protección en los países donde la inmunización contra el COVID-19 es escasa.

¿Te gustaría recibir en tu celular las noticias más importantes del día? Da clic aquí y escríbenos a Whatsapp.

  NOTICIAS RECOMENDADAS