Salud


¿Ve ‘estrellitas’? Podría ser uveítis

No existe una cura definitiva para esta enfermedad, pero sí hay tratamientos que pueden evitar la pérdida de la visión.

IVIS MARTÍNEZ PIMIENTA

06 de noviembre de 2020 12:00 AM

Dentro de ese cúmulo de enfermedades visuales de las cuales ni nos enteramos que existen está la uveítis, que se define como la “inflamación del tracto uveal y/o de sus estructuras adyacentes”.

Es importante que lo sepamos porque es un problema que se presenta en gente joven, más o menos de los 20 a los 50 años de edad.

Aunque en Colombia no hay muchos estudios al respecto, parece que el patrón a nivel mundial es una guía confiable y concuerda con su incidencia; así, se dan de 15 a 17 casos por cada 100.000 habitantes.

Es una enfermedad sin causa conocida, y según un informe de Scielo, no existe un consenso sobre pruebas de laboratorio o imágenes que deban ser realizadas para el diagnóstico y manejo inicial, así como el seguimiento para estos pacientes, por lo que se conoce ya cuando hay afectación de las estructuras del ojo.

Los síntomas

Entre sus síntomas más comunes están el enrojecimiento del ojo, dolor, fotofobia (intolerancia a la luz), visión borrosa y, en ocasiones, visión de manchas o puntos flotantes.

“Estos pueden variar dependiendo de la gravedad del cuadro y el tiempo de evolución de la enfermedad, así como de las estructuras del ojo comprometidas en el proceso inflamatorio. Si bien, no siempre se logran determinar las causas exactas de la uveítis no infecciosa, entre los factores de riesgo que pueden desencadenarla están las enfermedades inflamatorias y autoinmunes sistémicas como las espondiloartritis, enfermedades reumáticas, artritis idiopática juvenil, enfermedad inflamatoria intestinal, y el lupus, entre otras”, señala por su parte la doctora Alejandra de-la-Torre, médica oftalmóloga.

Un aspecto extraño de esta enfermedad es que tiene diversas presentaciones:

- Cuando la úvea se inflama en la parte delantera del ojo se llama uveítis anterior.

Esta comienza repentinamente y los síntomas pueden durar varias semanas. Algunas variantes de este tipo de uveítis son crónicas, mientras que otras desaparecen y regresan, presentándose de manera recurrente.

- La inflamación de la úvea en la parte media del ojo se llama uveítis intermedia. Los síntomas pueden durar desde algunas semanas, hasta muchos años. Esta variante puede ser cíclica, algunas veces mejora y otras empeora.

- La inflamación de la úvea en la parte de atrás del ojo se llama uveítis posterior. Los síntomas se pueden manifestar de forma gradual y pueden durar muchos años.

Cada paciente con uveítis debe recibir un tratamiento personalizado, por eso es importante visitar al médico oftalmólogo.