Salud


Video: Lidys Segura, la atleta que combate el sobrepeso en Cartagena

Una atleta de fisicoculturismo se de dedica a ayudar a los cartageneros a combatir la obesidad en un proyecto social.

VALERIA CARAZO

08 de marzo de 2022 12:00 AM

Lidys Segura Pandales se levanta todos los días con un objetivo: ayudar a transformar vidas desde lo que mejor sabe hacer. Esta mujer es atleta profesional de la Liga de Bolívar de Fisicoculturismo y Fitness desde hace aproximadamente 20 años, ha sido campeona nacional cinco veces.

Hoy, Lidys no se encuentra participando en tarima, pero ha encontrado la manera de seguir “compitiendo”: mantiene vigente su labor como deportista aportando su conocimiento para ayudar a acondicionar físicamente a personas de que hacen parte de su comunidad que lo necesiten. ¡Lidys “compite” contra la obesidad y otras enfermedades de una manera bastante peculiar en el barrio La Sierrita! Lea aquí: Pacientes mejoran su calidad de vida gracias a cirugías bariáticas

Un día de entrenamiento con Lidys Segura

Los afiliados llegan a la vivienda de Lidys a las cinco de la madrugada y preparan juntos el espacio de trabajo, con trampolín, mancuernas, bandas elásticas y otros implementos para hacer ejercicio.

Definen cuál será el tipo de entrenamiento que corresponde en el día y se ponen manos a la obra. Segura se encarga de dirigir y acompañar a sus aprendices durante toda la jornada y afirma que diariamente “cada uno de los asistentes tiene su tiempo para entrenar de acuerdo a sus necesidades específicas”, haciendo énfasis en que cada individuo recurre a estos servicios, si bien con la misma finalidad, que es bajar de peso, con diferentes características, y esto hace que todos entrenen de forma diferente.

Segura afirma que estos espacios de carácter social son necesarios para mejorar no solo el estado físico de los cartageneros, sino también para cambiar la forma como conciben su salud y comenzar a adoptar hábitos saludables.

La cartagenera afirma que “no solo los adultos están llevando una forma de vida sedentaria y con una alimentación desbalanceada, los niños también”; así que invita a los padres a adoptar la actividad física como parte de su rutina y a inculcarles una alimentación saludable, para que los niños gocen mejores condiciones de salud, teniendo en cuenta que la obesidad es uno de los factores principales de riesgo para numerosas enfermedades crónicas como la diabetes, enfermedades cardiovasculares, hipertensión y los accidentes cerebrovasculares. Además, los niños con sobrepeso tienen mayor riesgo de padecer sobrepeso la edad adulta, según la Organización Panamericana de la Salud.

No solo los adultos están llevando una forma de vida sedentaria y con una alimentación desbalanceada, los niños también”.

Lidys Segura, atleta.

Sin ánimo de lucro

Segura Pandales explica que creó un programa social sin ánimo de lucro en la ciudad en el cual trabaja con pacientes que sufren de obesidad mórbida y otras patologías como la diabetes e hipertensión, su objetivo ha sido siempre de mejorar la calidad de vida de las personas a las que apoya.

Sus “afiliados” son escogidos a través de un proceso de selección en el que Lidys evalúa los factores que su salud y elige al candidato con mayor riesgo debido al sobrepeso y las otras enfermedades que, por lo general, padecen. Le puede interesar: Obesidad, una enfermedad que pesa en la vida

Segura comienza sensibilizando a estas personas, les explica que “no es un camino fácil, pero que hay que ser constantes y vale la pena luchar por sus objetivos”.

Estas personas reciben atención psicológica para trabajar la parte emocional y, naturalmente, atención por parte de su médico de cabecera para tratar estas enfermedades. Lidys, por otro lado, se encarga de trabajar junto a ellos en mejorar la condición física de cada “afiliado”.

Nasaria Ramírez fue una de las beneficiadas con este proyecto y quedó comprometida totalmente con mejorar su estado físico, pues padecía obesidad e hipertensión. Arrancó este proceso con 100 kilos y Leo, como le llama Lidys de cariño a otra “afiliada”, comenzó el poceso con 152 kilos, entrando en el rango de la obesidad mórbida; junto a esta incansable entrenadora, ha logrado rebajar diez kilos, aproximadamente.

Reciba noticias de El Universal desde Google News
  NOTICIAS RECOMENDADAS