La lección humana de un caballero

30 de marzo de 2010 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Hace poco alguien una señora encopetada se detuvo a reparar a Amaury “Pico” Martínez Núñez, en la apertura de un salón de antigüedades, y le dijo con un humor sorpresivo que parecía hacer salido de las páginas de la novela “El amor en los tiempos del cólera”, de García Márquez. Él se sonrió y preguntó en que veía esas semejanzas y la mujer le dijo que en su estampa de cartagenero cubanizado intemporal con su guayabera, sus zapatos capricho y su sombrero blanco. Pero no era la apariencia lo que señora valoraba: era el espíritu cálido y humano, el sentido del humor, la intuición de la belleza, su pasión por la música y las artes, y el don de la conversación lo que la señora privilegiaba sin conocerlo. Amaury “Pico” Martínez disfrutaba por igual de la literatura, el cine y las artes, y en secreto tenía la afición de dibujar paisajes y retratos en mediano formato sobre lienzo, madera o papel. Dejó varias miniaturas de escenas marinas, y no se dejó ensombrecer ni amilanar con el traspiés de su salud a finales del año anterior. Siguió dispuesto a compartir con sus amigos la alegría de una buena película, como las de su amigo, el director checo Jirí Menzel, con quien compartió momentos recientes en su casa de San Diego. Junto a su esposa, María del Socorro Pinzón, era un anfitrión ejemplar y un degustador de alimentos, libros, pinturas y momentos inolvidables en familia. Era en esencia, un cartagenero con sentido común, altivo, elegante, sensible y con gracia y respeto por los demás. Ese es el ser que se ha ido y se quedó para siempre en la memoria de quienes tuvieron el privilegio de ser sus amigos. Su recuerdo será siempre una manera de acercarnos a los dones de la amistad y de la inmensa alegría que nos depara el arte.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sociales

DE INTERÉS