Sucesos


A cuchilladas y con piedras matan a vigilante en Turbaco

A Gustavo Rehnals Castilla lo hallaron muerto en el patio de una vivienda en el barrio Las Delicias.

ZULEIMA BALAGUERA

10 de noviembre de 2020 12:00 AM

En el barrio Las Delicias, en el municipio de Turbaco, nadie sabe qué le pasó a Gustavo Rehnals Castilla, un vigilante de la zona conocido como ‘el Viga’. Lo asesinaron ayer en la madrugada en un callejón que a la vez hace de patio de dos viviendas, justo al lado de una poza de agua.

“Estábamos durmiendo, pero los ladridos del perro nos despertaron. Mi mamá se asomó por la ventana y vio a Gustavo de pie, pero luego se desplomó. Salimos a ver qué le ocurría, pero no había nada que hacer, estaba muerto, ensangrentado y a su lado había una piedras, creemos que se las tiraron.

“Tenía una herida profunda en la parte izquierda del cuello y en el pecho tenía golpes. No vimos a las personas que le hicieron eso”, le contó un residente de la zona a este medio.

Otro aseguró que “él siempre venía por estos lados, aunque sabemos que vivía en el barrio El Prado. Cuando estaba agonizando, un hombre lo intentó levantar para auxiliarlo, pero al ver que ya no respiraba, se fue corriendo del lugar”.

Las autoridades informaron que ‘el Viga’ fue acuchillado en el cuello y golpeado en la espalda y tórax. Al parecer, estuvo ingiriendo licor en la noche del domingo.

Un hermano de la víctima dice que espera que las cámaras de seguridad del sector permitan dar con los responsables. “Lo que sabemos es que Gustavo estaba tomándose unas cervezas, luego llegó a ese lugar y lo asesinaron. Lo que pensamos es que posiblemente tuvo una discusión con alguien y se enfrentaron a piedras, luego fue que lo hirieron con el machete, pero esperamos que la Policía investigue”, contó.

Señaló que “se nos hace sospechoso cómo lo hirieron, muchos dicen que tuvo que ser que estaba descuidado”.

Lo recordó como una persona alegre, trabajadora y que luchó por muchos años contra la drogadicción. “Entró al mundo de las drogas, pero poco a poco se fue saliendo y ya estaba mejor. Le gustaba trabajar en lo que le saliera y siempre fue muy atento con sus sobrinos. Quizás no fue el más ordenado, pero era muy cariñoso.

“Pienso que sí pudo ser un lío personal lo que le causó la muerte, porque tenía una personalidad muy fuerte”, añadió.

  NOTICIAS RECOMENDADAS