Sucesos


Abril: seis homicidios en 18 días en Cartagena; 3 en riñas

La última víctima es un adolescente, de 16 años, que fue baleado el domingo en la noche en Zaragocilla. La Policía dice que en abril del año pasado eran 17 los asesinatos en la ciudad en ese mismo periodo.

REDACCIÓN SUCESOS

20 de abril de 2021 12:00 AM

Seis homicidios en tres semanas. La Policía Metropolitana destacó la reducción de asesinatos en Cartagena en abril en comparación con el mismo periodo de ese mes del año pasado, que dejó 17 muertes violentas.

La última de las víctimas en abril de 2021 es un adolescente, de 16 años, a quien le dispararon en un hecho aún confuso en el barrio Zaragocilla, calle San Isidro, el domingo a las 10:30 de la noche.

Familiares de Raúl Morales Gómez aseguran que habrían sido sicarios en moto los que acabaron con su vida; la Policía, por su parte, dice que el menor fue víctima de un acto de intolerancia en medio de una riña.

El Comando de la Policía Metropolitana afirma que en el primer trimestre de este año hubo 47 homicidios en Cartagena, dos más de los que hubo entre enero y marzo de 2020, lo que representa un incremento del 4 por ciento.

“En el acumulado total hay una reducción del 18 por ciento en homicidios, con 12 casos menos en lo que va del 2021. Cartagena ocupa el puesto 11 entre ciudades capitales con la menor tasa porcentual de homicidios por cada 100 mil habitantes, encontrándose en un 20,33 por ciento”, dice el Comando de la Metropolitana.

Con respecto a los sicariatos, la Policía afirma que hasta el 16 de abril han ocurrido 13 hechos de sangre de esas características en el 2021; cuatro casos menos de los que hubo el año pasado. Con relación a las riñas entre jóvenes en riesgo hay una disminución del 86%, con un solo caso en lo que va del 2021. Hasta abril del año pasado fueron seis asesinatos.

¿Riña o sicariato?

Con la muerte de Raúl Morales son 34 las muertes en riñas en Cartagena en lo que va del 2021. La Policía Metropolitana dice que fue víctima de un acto intolerancia. El adolescente recibió un balazo en el intercostal derecho. Sus familiares lo llevaron en vano a la sala de urgencias del Hospital Universitario del Caribe.

“La Policía avanza en la investigación que permitirá judicializar y capturar al presunto responsable de la muerte de Raúl Morales, quien fue baleado en medio de una riña con un vecino del sector, en un hecho de intolerancia en la calle San Isidro, del barrio Zaragocilla. Se están tomando las declaraciones de testigos de los hechos”, precisa la Metropolitana.

Familiares de la víctima dicen que Raúl David, apodado por cariño ‘el Flaco’, estaba el domingo en la noche frente a su casa hablando con otros jóvenes cuando su padre, Raúl Enrique Morales, lo llamó para que entrara. Ayer debían levantarse temprano para que lo acompañara a hacer unos trabajos de electricidad.

“Su papá es electricista y se lo llevaba a hacer unos trabajos porque lo estaba enseñando a trabajar en ese oficio. Él cursaba noveno grado en el colegio Nuestra Señora del Carmen (antiguo Departamental) y decía que quería ser ingeniero”, aseguró un familiar.

Agregó el pariente que cuando ‘el Flaco’ ya se dirigía a su casa, dos sujetos en moto se le cruzaron y uno de ellos le disparó a quemarropa y sin mediar palabras . “Yo escuché cuando su papá lo llamó y casi que al instante sentí el disparo. Cuando le preguntó qué pasó, me dice que le dieron un tiro a David. Le dieron por el brazo y la bala le atravesó el pecho y le perforó el corazón. Ya no había nada qué hacer”, contó la allegada del menor.

Herido en riña

Un capturado y un herido con arma blanca dejó una riña que ocurrió en Turbaco, frente al barrio Plan Parejo, ayer en la mañana. El retenido es Evaristo Rodríguez Simancas, de 44 años, quien habría causado lesiones con machete en los brazos a Julio César González Hernández, de 36, quien se recupera en una clínica de Cartagena.

Según la Policía, este año van 42 capturados por homicidio y han decomisado 202 armas de fuego y 9.773 armas cortopunzantes, “lo que permite la contención del delito y la prevención del homicidio y las lesiones personales”.