Sucesos


Asesinan a dos hombres en Uré, sur de Córdoba

Autoridades no han podido hacer el levantamiento de los cadáveres por las dificultades de acceso.

NIDIA SERRANO M.

23 de septiembre de 2020 10:46 AM

Dos personas fueron asesinadas en el corregimiento Versalles, municipio de San José de Uré, sur del departamento de Córdoba. Se trataría de un campesino y un indígena de la vereda Batalito, según confirmó el gobernador del departamento, Orlando Benítez Mora.

“Repudiamos este nuevo hecho y rechazamos toda muerte violenta en el departamento, que atenta contra la paz territorial que estamos construyendo. Mis instrucciones son caracterizar los hechos, individualizar los autores y judicializarlos. Invitamos a la comunidad a denunciar”, señaló el mandatario.

El doble crimen se habría perpetrado el martes en horas de la tarde, pero debido a la dificutad de acceso para llegar a la zona, las autoridades aún no han podido hacer el levantamiento de los cadáveres, pues al lugar no entran ni carros, ni motos.

Algunos campesinos, que han bajado del lugar, informaron a las autoridades que los dos cadáveres permanecen donde fueron ultimados y que la comunidad está pensando en trasladarlos hasta el corregimiento de Versalles para se puedan adelantar las diligencias correspondientes.

Las autoridades aún no han identificado a las víctimas, pero de manera preliminar se estableció que se trataría del agricultor de yuca Eduardo Olea, quien reside en el barrio El Paraíso, del municipio de Montelíbano.

En esa zona del departamento se ha desatado una ola violenta que ha despertado la preocupación de las autoridades. El pasado mes de julio 279 personas se desplazaron debido a la racha de crímenes que perpetraron los grupos al margen de la ley, Caparros y Clan del Golfo.

El hecho se dio luego que asesinaran a una pareja de ancianos y a su hijo y horas más tarde, al parecer por retaliación, acribillaron a tres jóvenes y los dejaron tirados a la orilla de un camino.

Luego de esa racha violenta, el municipio recibió la visita del alto consejero para la Seguridad Nacional, Rafael Guarín Cotrino, quien se comprometió con la protección de las víctimas y la persecución de los cabecillas de las bandas delincuenciales, a quienes acusó como los directos responsables de las acciones en la zona.

En su momento afirmó que la orden del presidente Iván Duque era garantizar la protección de la población y brindar las condiciones necesarias para que regresen a los sitios de donde se han desplazado. Sin embargo, la ola violenta no cesa.