Asesinato en Lemaitre, posible ajuste de cuentas

23 de enero de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Todo indica que el pasado le habría pasado factura a Larry Bonilla De la Barrera. El hombre cayó en una trampa y asistió a la cita que le pusieron para matarlo, en lo que sería un posible ajuste de cuentas. El lunes en la noche, desconocidos lo balearon en la calle 69 del barrio Daniel Lemaitre.

Los líos de esta persona con la justicia eran de cuidado, pues en mayo del año pasado fue capturado en medio de una operación denominada “Muro de contención”, realizada por la Fiscalía General, con colaboración de la DEA. Junto a él cayeron otras diez personas señaladas de integrar una red que funcionaba al servicio del Clan Úsuga, que, según las indagaciones, movía cargamentos de droga superiores a las 2,5 toneladas. La droga salía de Colombia hacia España y Portugal. Bonilla, presuntamente, sería el encargado de acopiar y embarcar la droga en Cartagena, la cual salía por mar hacia Europa, escondida en contenedores que llevaban alimentos.

La droga era vigilada satelitalmente por los miembros de la banda, hasta que llegaba a su destino. Tras las indagaciones, la Fiscalía y la DEA armaron un plan de entrega controlada. Esa vez, en mayo de 2018, la droga no la enviaron por mar, sino en una aeronave. Llegó primero a Portugal y no a España, como era costumbre. Luego que arribó a Lisboa, el alijo fue repartido y escondido en siete carros, enviados a España. Cuando cruzaban la frontera, fueron sorprendidos por la policía de ese país.

Tras la operación, a Bonilla lo capturaron por concierto para delinquir y tráfico de drogas. Lo llevaron ante un juez y este lo cobijó con detención domiciliaria por no tener antecedentes judiciales.

Sus parientes dicen que desde hace tres años conducía un taxi y que era comerciante. Todo parecía ir mejor para Bonilla, hasta que el lunes le llegó la muerte. Poco antes de las 7 de la noche, estaba en su casa en Lemaitre cuando llegó una cuñada. Bonilla bajó a ayudarle con las cosas que esta traía.

Luego, lo llamaron por teléfono, pero no se sabe quién o para qué. El hombre salió a atender la cita que le habían puesto.

Al llegar a la carrera 69, solo unos pocos pasos después de salir de su casa, fue interceptado por varios sujetos. Dos bajaron de una moto, tipo BWS, de color azul, y otros dos de un carro, un Sandero color gris. Estos sacaron armas y le dispararon a Bonilla. Este recibió cuatro balazos en distintas partes.

Los agresores huyeron y al herido lo llevaron al CAP de Canapote, pero llegó muerto. Los parientes de Larry dicen que desconocen si tenía amenazas. Este deja seis hijos y era el menor de 4 hermanos. “Cualquiera puede decirlo, él buen padre e hijo, siempre era responsable, era bondadoso y amable. Duró tres años conduciendo taxi”, indicó un pariente del difunto.

Otro caso
Luis Humberto Salas Murillo se recupera en un centro médico de la ciudad tras resultar herido por arma de fuego en medio de un atraco en el corregimiento de La Boquilla. El lunes, a las 10:15 de la noche, el hombre caminaba junto al estadio de béisbol del corregimiento cuando fue interceptado por alias Danielito y el Chichi. Estos lo intimidaron con un arma de fuego, pero Salas se habría opuesto y por eso le dieron un balazo en un brazo. Los agresores huyeron y son buscados por las autoridades.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS