Así fue el crimen de joven que pedía ayudas en Nuevo Bosque

02 de julio de 2020 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

No hay tranquilidad, pero si mucho dolor en casa de Rosemberg Sáenz Peña, el joven de 22 años que fue asesinado en lo que parece ser un acto de intolerancia que ocurrió el pasado 10 de junio en el barrio Nuevo Bosque.

A Rosemberg lo acuchillaron mortalmente en el pecho cuando pedía ayuda, pero sobre todo comida, en la séptima etapa, algo que hacía casi a diario para colaborar en su hogar, en Flor del Campo, ante la imposibilidad de salir a trabajar como vendedor ambulante por las restricciones que hay por la pandemia del COVID-19.

En su familia hay indignación, rabia y frustración por la decisión que tomó el juez de darle detención domiciliaria al presunto homicida, pese al video que muestra cómo fue el ataque y a los testimonios de residentes de esa zona, que aseguran conocer a Rosemberg en su diaria actividad de pedir ayuda en ese barrio y sectores aledaños desde que se vive crisis en el país por la emergencia sanitaria.

“Como padre de Rosemberg Sáenz no me siento conforme con la decisión del juez en darle casa por cárcel a un hombre que asesinó a sangre fría a mi hijo, que lo persiguió por varias cuadras, como cazando una presa. No estoy de acuerdo con esa decisión. Juan David Lozano Silva tiene que estar es en la cárcel”, le dijo a El Universal Rosemberg Sáenz Morales.

A Rosemberg lo asesinaron a eso de 1:30 p. m. de ese miércoles 10 de junio mientras llovía en gran parte de la ciudad. La Policía logró la captura del presunto homicida esa misma tarde. La semana pasada, en audiencias preliminares, un juez con funciones de Control de Garantías le otorgó el beneficio de prisión domiciliaria pese que la Fiscalía General de la Nación solicitó detención intramuros para el procesado. El ente acusador apeló la decisión.

Las investigaciones de la Fiscalía indican que Lozano Silva habría increpado a Rosemberg creyendo que iba a hurtar en su vivienda.

“Le pedimos al juez que está estudiando el caso tome en cuenta la manera como actuó el señor Juan David Lozano Silva. Nos encontramos indignados y muy adoloridos, ya hoy hacen veintiún días del homicidio de mi hijo. La Fiscalía solicitó medida intramuros porque ese homicida es un peligro para la sociedad, tanto que logró huir y llevar la moto al barrio La María para guardarla y no dejar evidencia.

“Rosemberg era una persona que no tenía problemas con nadie y menos con su asesino, ya que no vivíamos en ese sector en que lo mataron”, agrega el padre de la víctima.

Lo persiguió

Rosemberg vivía con sus padres y un hermano en Flor del Campo. Antes de la pandemia vendía por las calles, al igual que su padre, que es vendedor de tintos.

Ante la crisis social que se vive a nivel mundial por el virus del COVID-19, sobre todo en Cartagena, Rosemberg salía dos o tres veces a la semana para buscar ayuda y alimentos para colaborar en su casa. Siempre lo hacía con un amigo de barriada y su zona era por lo general Nuevo Bosque, porque ya la conocían.

Ese miércoles amaneció lloviendo en Cartagena y en el resto del día no salió el sol. A las 11 de la mañana, pese a que aún serenaba, el joven se fue a Nuevo Bosque. Él y su amigo se dividían las calles.

De casa en casa iban pidiendo ayuda y alimentos cuando Rosemberg llegó, según las investigaciones de la Policía, a la vivienda de Juan David Lozano. La familia de la víctima dice que lo que le cuentan los vecinos del sector es que el habitante de ese inmueble recibió al joven de la peor manera y lo insultó con groserías y palabras vulgares.

Lo que hizo Rosemberg fue sacarle el cuerpo al individuo y seguir su camino. Antes de irse, dicen sus parientes, el hombre agredió a golpes al joven con un casco de motociclista.

Sáenz no tuvo otra opción que correr para huir del enfrentamiento. No pudo correr demasiado porque a sus espaldas cargaba un maletín lleno de las ayudas que había recibido en dos horas.

Al llegar a la quinta etapa de Nuevo Bosque, el presunto homicida alcanzó a Rosemberg y lo siguió increpando. El joven trató de huir, pero en un video que se hizo viral por las redes sociales se observa que lo agarran por el cuello y lo acuchillan en el pecho.

Rosemberg trató de seguir huyendo y alcanzó a correr unos metros, pero en una esquina, cerca de un poste de energía, cayó y murió.

La familia del joven espera que en la próxima audiencia se haga justicia y el presunto homicida sea enviado a la cárcel.

“Tengo el alma destrozada, cada día que pasa es más doloroso al saber que el homicida de mi hijo tiene detención domiciliaria, compartiendo con el seno de su hogar. Le oramos y pedimos a Dios que se haga justicia”, es el clamor de los Sáenz Peña.

La Fiscalía

A Juan David Lozano Silva, la Fiscalía General de la Nación le imputó el delito de homicidio agravado por hechos ocurridos el 10 de junio pasado, cuando al parecer agredió y le causó la muerte a una persona que llegó a su vivienda solicitando ayuda alimentaria.

El ente acusador solicitó detención intramuros para el procesado, pero el juez le otorgó el beneficio de prisión domiciliaria, por lo que la decisión fue apelada.

Según la Fiscalía, la víctima estaba ese día en el barrio Nuevo Bosque pidiendo alimentos de casa en casa. Algunos testimonios señalaron que al llegar a la residencia de Lozano Silva, este se molestó, le negó la ayuda y lo increpó, por lo que este prefirió alejarse. Al parecer, unas cuadras más adelante, el presunto agresor lo alcanzó en una moto y lo atacó con un arma blanca, causándole la muerte.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS